• Adolfo Torres

Se Llevaron Hasta los Trastes

Mientras la policía se pelea con los charros…



Nuevamente el Centro de Atención Especial (CAM) de Educación Especial, Roberto Solís Quiroga volvió a ser saqueada por los amantes de lo ajeno, quienes aprovecharon el puente vacacional para hacer de las suyas.

Lo anterior fue confirmado por el director de la institución Leandro Bernal, así como por la presidenta del Comité de Padres de Familia, quienes se dicen indignados ante la serie de hurtos que ha sufrido la institución.

En esta ocasión, los ladrones rompieron una cerca de protección que se había acabado de instalar; así como dañaron tres puertas nuevas que tuvieron que ser cambiadas por los daños que habían sufrido en anteriores saqueos.


En ese sentido la presidente informó que se llevaron un cilindro de gas, una estufa eléctrica, utensilios de cocina y otros artículos, los cuales, indicó, les cuesta mucho conseguir para que una persona simplemente acuda de manera impune a robarlos.

Recordó que esta no es la primera vez que sucede en dicha institución tales hurtos, ya que siempre suceden en periodos de asueto o vacaciones, ya que en el sitio no se cuenta con velador debido a que la Secretaría de Educación no les tiene asignado uno.

Además, agregó, por ser niños con necesidades especiales, los costos de esos artículos les salen bastante caros, sintiendo impotencia ante la impunidad con la que actúan los ladrones, sin que autoridad alguna haga algo al respecto.

Cabe recordar, que dicha institución durante el periodo de alejamiento social fue una de las instituciones que más robos sufrieron, ya que durante cinco meses fue saqueada constantemente al encontrarse vacía.

Fue a principios de mayo cuando se denunció que poco más de cinco meses habían sido suficientes para que los amantes de los ajeno dejaran sin sistema eléctrico y tubería de cobre al Centro de Atención Múltiple (CAM) de Educación Especial, Roberto Solís Quiroga.

Lo anterior había sido denunciado por el director de la institución, Leandro Bernal, quien dijo que de diciembre a esa fecha se habían presentado cinco robos de todo lo que tuviera que ver con lo eléctrico de la escuela, lo que ocasionó también daños a sus sistemas.

“Durante cuatro ocasiones a partir del día dos de abril…, bueno en diciembre nos robaron la primera vez, nos robaron la mitad del cableado eléctrico de toda la escuela, casi media escuela se robaron todo el cableado eléctrico y nos destruyeron los tableros…, los controles de ahí de electricidad”.

Agregó que en el mes de abril, cuando se terminaba la Semana Santa, se metieron nuevamente a robar y en esta ocasión destruyeron casi todos los aires acondicionados, les quitaron el cobre y destruyeron los aires en sí, dejando tirados los cascajos de los aires.

“Se metieron como tres día seguidos, el viernes el sábado y el domingo por la noche y se robaron también el cableado eléctrico del otra área de la escuela, de los salones y por fin pensábamos que ya había sido todo y el miércoles se metieron nuevamente y destruyeron los aires acondicionados de las otras aulas”.

El directivo dijo que prácticamente la escuela la dejaron destruida con las puertas y la herrería destruida y así como los aires acondicionados y también se robaron tubería de cobre de los baños de los niños.

Por lo anterior se tuvieron que realizar reparaciones a principios del presente periodo escolar, pero aprovechando el puente de Día de Muertos, los rateros de nueva cuenta hicieron de las suyas.