• Verónica Díaz Rodríguez

Se Mató Herrero


Lamentable accidente ocurrió en el municipio de Cabo Corrientes, en el que un hombre de 50 años, fue impactado por un automóvil, cuando viajaba en su motocicleta. Aún con vida, paramédicos intentaron llevarlo al hospital, pero murió en el trayecto.

El accidente ocurrió ayer, poco antes de las diez de la mañana, cuando el señor Salomón Hernández, se encontraba atendiendo un asunto de trabajo en el Tuito y cuando pretendía regresar a su casa, se fue circulando por la calle Pablo Ríos (la pavimentada) y al llegar a la carretera federal 200, intentó incorporarse a ésta, pero en la maniobra no se percató que venía muy cerca un vehículo y se impactó contra éste.


Al momento del choque, el señor cayó al pavimento y el automotor lo arrastró varios metros junto con su motocicleta, causándole lesiones de gravedad.

Inmediatamente los lugareños dieron parte a las autoridades y paramédicos, quienes al ver el estado de gravedad del señor Salomón, lo trasladaron de urgencia a Puerto Vallarta, donde sería internado en el hospital Regional.

Lamentablemente en el trayecto, la ambulancia comenzó a fallar, al tiempo que señor Salomón caía en paro respiratorio. Fueron momentos de angustia y desesperación de los paramédicos, pues mientras uno luchaba por hacer reaccionar a la persona, el otro intentaba a toda costa continuar su camino al hospital pero al llegar a la altura de la colonia El Remance en Puerto Vallarta, la unidad se detuvo.

Cuando los paramédicos intentaron solicitar apoyo de una ambulancia de éste puerto, se dieron cuenta que el hombre había muerto, por lo que únicamente restó dar parte a las autoridades ministeriales.

Al poco tiempo, en el sitio donde quedó varada la ambulancia, se presentaron elementos de la Policía Municipal, así como de la Fiscalía Regional y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes realizaron las pesquisas correspondientes.

La víctima fue identificado como Salomón Hernández Zarco de 50 años de edad, de oficio herrero, vecino del rancho La Hermosa, a donde se dirigía cuando ocurrió el fatal accidente.

Al concluir con las diligencias, el cadáver fue trasladado al anfiteatro del SEMEFO en donde se le realizaría la necropsia de ley y posteriormente sería entregado a sus familiares para llevarlo de regreso a Cabo Corrientes, donde le darían cristiana sepultura.

Por su parte, autoridades de Cabo Corrientes, en coordinación con sus homólogos de Puerto Vallarta, tomaron conocimiento del accidente y aseguraron al conductor del auto involucrado en el accidente, mismo que quedó a disposición del Ministerio público para que se deslinden responsabilidades.