• Verónica Díaz Rodríguez

Se Murió en el Taxi


Vecino de Boca de Tomatlán, murió ayer por la tarde, cuando era trasladado a un hospital a recibir atención médica, luego de que presentaba algunos malestares.



Los hechos ocurrieron ayer por la tarde, cuando el hombre de 63 años, quien tenía dos días enfermo, comenzó a presentar malestares graves, por lo que sus familiares lo abordaron a un taxi y se lo trajeron a recibir atención médica a Puerto Vallarta.



En el trayecto notaron que ya estaba agonizando, por lo que decidieron llegar al hospital Medasist, pero al tratar de bajarlo, notaron que ya estaba sin sentido, por lo que rápidamente te salió uno de los médicos y al revisarlo, notó que ya no contaba con signos vitales, por lo que les informó que estaba muerto.


Tras darles la triste noticia a sus familiares, el doctor regresó a la recepción del nosocomio para informar sobre el deceso de la persona, momento que los señores aprovecharon para marcharse, pues se negaban a aceptar que había muerto y decidieron llevarlo a otro médico, con la esperanza de que hubiera alguna esperanza.


Al circular por el libramiento carretero, con rumbo al norte, seguían hablándole y trataban de reanimar a la personal, al tiempo que otro de los acompañantes pedía ayuda de una ambulancia al número de emergencias 911. Al llegar al ingreso de la colonia Buenos Aires, una patrulla y la unidad de Bomberos se encontraron con el taxi y enseguida se orillaron para brindar el auxilio a la persona enferma.


En cuanto los paramédicos abrieron la puerta del taxi y vieron las condiciones de la persona, se dieron cuenta que ya estaba muerto, pues el cuerpo estaba frio y comenzaba a presentar rigidez cadavérica, por lo que únicamente restó confirmar la muerte.


Los familiares se pudieron como locos y un tanto agresivos, al escuchar de voz de los socorristas que el señor estaba muerto, suplicaban porque hicieran el último intento por reanimarlo, pero se les explicó que no había nada que hacer.

Enseguida los policías delimitaron la zona donde se encontraba el taxi, con el cadáver en su interior y se informó de los hechos al Ministerio Público, quien ordenó que se iniciara con los protocolos correspondientes.

Finalmente el cadáver fue trasladado al anfiteatro del SEMEFO para los tramites de ley y posteriormente sería entregado a sus familiares para que le den cristiana sepultura.