• Verónica Díaz Rodríguez

Se Prendió el Cerro con Todo y Tacos

Con Marcos en la Colonia Bobadilla…




Momentos de desesperación vivieron el conductor de un vehículo y el dueño de una famosa taquería de la Bobadilla, cuando a consecuencia del incendio de un auto, casi se quedan sin negocio. Por fortuna los bomberos llegaron a tiempo y controlaron el siniestro.



Los hechos ocurrieron ayer por la tarde, cuando el conductor de un automóvil color gris, intentó subir la empinada calle 12 de Octubre para ir de la colonia Bobadilla hacia El Coapinole, pero al momento de ir subiendo, comenzó a jalonearse el carro y a salir humo del área del motor y fuego.



Ante la situación, el conductor hizo lo posible para que el vehículo no se le fuera en reversa y ocasionara un accidente en la concurrida calle Exiquio Corona, motivo por el que, como pudo, viró hacia la izquierda y se metió al corral de “Tacos Marcos”, para sofocar el incendio, pero en cuanto detuvo la marcha, algo explotó al interior y el carro ardió en llamas.

Rápidamente el señor corrió hacia donde estaba una manguera para echarle agua al auto, pero el fuego avanzó rápidamente, envolviendo la unidad por completo, causando pánico entre los moradores de la finca y los vecinos, quienes desesperados llamaban a los Bomberos.

En cuestión de minutos todo el auto quedó envuelto en llamas y provocó que una motocicleta que estaba en el corral se incendiará también, sin embargo, el mayor riesgo era que el fuego llegara hasta la palapa de la taquería Marcos y entonces si causar graves daños al negocio y a la vivienda.

Afortunadamente los bomberos llegaron en poco tiempo y realizaron las maniobras necesarias para evitar que el fuego continuara expandiéndose, aunque no se logró rescatar el automóvil, ni la motocicleta propiedad de Marcos, el señor de la taquería.

Una vez que los rescatistas sofocaron el fuego, se realizó enfriamiento en el lugar para evitar todo tipo de riesgos, sobre todo en la palapa del negocio y se le dieron algunas recomendaciones al propietario de la finca.

Finalmente el conductor del automóvil llegó a un acuerdo en cuanto al pago de los daños ocasionados a la motocicleta y a la vivienda, por lo que no fue necesario turnar el caso al Ministerio Público.