• Adolfo Torres

Sigue Hostigamiento a los Guías de Turistas

Guías de turistas se encuentran muy molestos ante el hostigamiento que han venido sufriendo los últimos años por parte de diferentes gremios competidores, además de las autoridades municipales, quienes prácticamente los tienen cuadrados para realizar su trabajo.


En ese sentido, los guías certificados indicaron que desde hace algún tiempo poco a poco les han ido quitando espacios para poder bajar a sus clientes a tomarse una foto en el malecón, ya que el turibus abarca prácticamente toda el área del caballito con conos o permaneciendo hasta una hora en el lugar.

Por lo anterior, los guías tienen que buscar espacios alternativos para poder subir y bajar a los turistas que desean conocer el destino usando sus servicios especializados, no obstante, cada día se ven más acotados por la autoridad.

Como ejemplo de lo anterior, indicaron, fue el caso acontecido hace unos días, en el que uno de estos guías traía pasaje que tenía discapacidad, por lo que para ofrecer un mejor servicio, decidió estacionarse en la esquina de las calles Morelos y Zaragoza para que estos pudieran subir de manera más cómoda, pero en ese momento una oficial decidió infraccionar por estar en lugar prohibido.


"Tenía que subir unas personas que estaban a malos de la rodilla y precisamente de atrás del caballito estando unos escalones muy grandes entonces él lo que tuvo que hacer es eh estacionarse en un lugar acordé para poder subir al turismo los escalones"

Esto, agregó la fuente, debido a que los escalones del malecón están muy altos, por lo que se complica por eso había decidido subirlos en dicho lugar, por lo que no ameritaba una infracción.

No obstante, la oficial de Vialidad Municipal iba decidida a aplicar la infracción, sin importar que la persona trajera visitantes, quienes se llevaron una muy mala impresión por lo sucedido.

Ante la decisión de la oficial, el hombre le pidió a la agente que le levantara la infracción, lo más rápido posible para evitar que los turistas siguieran llevándose un mal sabor de boca de Puerto Vallarta, sin embargo la agente insistía en que ella se tardaría el tiempo que fuera necesario.


Lo mismo sucedió con otro elemento que llegó después, quien, le dijo al infraccionado que el folio solo tarda en lo que se elabora, pero normalmente no dura más de una hora o media hora, por lo general tardan de cinco o seis minutos en llenarlos.

En ese sentido, los guías de turistas indican que el turibus ni siquiera porta sus placas de circulación respectivas, además de no contar con guías certificados y a ellos sí se les permite permanecer el tiempo que quieren en el caballito, lugar anteriormente usado de forma exclusiva por dicho gremio