• Verónica Díaz Rodríguez

Sin Rastro de Los Marinos

La Fiscalía General del Estado, ha informado que desde el día de la desaparición forzada de los dos elementos de la Secretaría de Marina, se han realizado diversas acciones y cateos de fincas en la zona metropolitana de Guadalajara, no han logrado detener a ningún involucrado en el hecho, mucho menos, tiene rastros de los uniformados.

En Amatitán, fueron localizados dos autos quemados, en los que se presume se llevaron a los marinos.

Se dio a conocer que en la el cruce de las calles Santa Anita y Agua Escondida de la colonia El Campanario del municipio de Zapopan, fue encontrado abandonado el vehículo en el que viajaban los oficiales de Marina, la noche del lunes cuando fueron privados de la libertad, un JEEP, Wrangler, color blanco, modelo 2017, con placas de Jalisco, el cual pertenece al patrimonio de la institución.

El automotor, fue sometido a peritajes por parte del personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses y posteriormente puesto a disposición del Ministerio Público Federal, quien lleva una investigación paralela a la que realiza el estado para esclarecer los hechos y localizar a las víctimas, dentro de la carpeta de investigación 84281/2021, por el delito de desaparición cometida por particulares.


El Jeep en el que iban a bordo los oficiales de Marina fue localizado en la colonia El Campanario, de Zapopan.

Los elementos de la marina fueron privados de su libertad la noche del lunes 15 de noviembre, cuando se encontraban en el estacionamiento de Wal-Mart de la colonia San Juan de Ocotán en Zapopan, en donde esperaban a que saliera de realizar sus compras, un Capitán de Navío de la 8va Zona Naval del Municipio de Puerto Vallarta.

Cuando el mando naval salió (23:30 horas), ya no encontró a sus compañeros, ni tampoco el vehículo en el que viajaban, lo cual se le hizo muy extraño, por lo que estuvo tratando de localizarlos vía telefónica, pero no tuvo respuesta. Justo en ese momento, llegaron policías de Zapopán al estacionamiento del supermercado para atender un hecho de tránsito y fue en ese momento que el Marino les informó sobre la desaparición de sus compañeros.

Enseguida se alertó a las autoridades de los tres niveles de gobierno y se implementó un fuerte operativo de búsqueda. Esa madrugada, en el cruce de la calle Prolongación Ramón Corona en Zapopan, ubicaron uno de los teléfonos celulares de las víctimas, pero de ellos no había rastro alguno.

El martes al mediodía, dos automotores que se presume fueron utilizados para la privación ilegal de la libertad de los oficiales de marina, fueron localizados quemados en Amatitán y a escasos metros de estos se localizó el otro teléfono celular de una de las víctimas.


En el sitio donde ocurrió el plagio, también lograron obtener importantes indicios.

Ayer el Fiscal General reconoció que dentro del Jeep fueron encontrados importantes elementos de prueba, pero no se dio a conocer de qué tipo, por el sigilo que requiere la investigación, además de que aún no están concluidos los peritajes que les fueron realizados.

Gerardo Octavio Solís, mencionó que se han llevado a cabo, diversos operativos y cateos en domicilios, de los cuales esperan pronto dar a conocer los resultados de la investigación y sobre todo, dar con el paradero del Cabo de Infantería y la Segunda Maestre desaparecidos.