• Héctor Colín

Susanita tiene un “Trocón”




Cuando tienes más enemistades que amistades, independientemente de las circunstancias que orillaron a tus cercanos a alejarse, suele suceder que quieren verte mal, por envidia, por venganza, porque te lo mereces o porque simplemente se busca alcanzar la justicia; cuando se trata de sujetos jugando a la “política” los amigos no son lo que dicen ser y los aliados son temporales hasta que cometes un error, esto se agudiza si tratas mal a las personas y tus errores son muchos y consecutivos, esto le sucedió a Susana Rodriguez, la que fue regidora, representante del Gobernador de Jalisco, luego directora de turismo de Playa y ahora nadie sabe que hace, excepto que es la líder moral y política del grupo de Movimiento Ciudadano en Vallarta.

Susana, quien se dijo licenciada sin serlo y usurpó funciones que no le corresponden, incluso llegando al grado de firmar como quien no es y quien ha decidido aliarse con un gobernador que va de salida para enemistarse con quienes buscan consolidar el futuro político en sus regiones es diario la comidilla de todos.

Como ya había dicho, al parecer la “lic” está jugando con fuego, argumentando que trabajará para Pablo Lemus en su proyecto político, pero se dice que en realidad está tratando de capitalizar personajes para sí misma o para el proyecto que pretende Enrique Alfaro forzar para la gobernatura de Jalisco en la persona de Alberto Esquer. En palabras llanas, Susana le dice a la raza que trabajará por Lemus pero luego va con Esquer y le dice que anda trayendo gente Pa él.

Bueno, les decía que cuando a nadie le caes bien y consideran que no tienes ningún poder para continuar tu carrera política, esperan a que cometas errores y, Pa la mala suerte de Susana, su habilidad haciendo trácalas no es digna de presumirse.




Al parecer hay dos faltantes, dos errores graves que por su necesidad de lograr algo, ha omitido o de plano le vale madres.

Al parecer, el gobierno del Estado le ha asignado dos vehículos a la “lic”, uno a su cargo como representante del melolengo gobernador y la otra que al parecer se la agenció arrebatándoselas a los pendejos del Fideicomiso, con los que se sospecha que tiene algunos negocios sucios que desvían la lana que debería ir a la promoción del destino, y es que, si no hay lana para promover a Vallarta, es porque alguien se la está chingando, sospechoso número uno, Luis Villaseñor, sospechosa numero dos, Susana Rodriguez por medio de un par de abusivos “prestanombres” del Ohh! Marketing.




Pues bueno, todo bien para que la camionetilla se usara para pasear a Susana, pero ahora, una de esas camionetas apareció repartiendo víveres en las colonias, a manos de un sujeto de nombre Pablo, quien dejó el Seapal porque Luis Munguía le prometió chamba, pero como Luis perdió, Pablo se la peló, luego a Susana se le ocurrió reclutarlo para abusar de su liderazgo allá en la colonia Volcanes, hasta donde la mano sucia de Susana ha llegado para utilizar los recursos del gobierno del estado en su campañita pedorra.





De la marca Nissan, es el modelo NP300 que debería estar funcionando para algo relacionado con el gobierno del estado, pero no, están repartiendo bananas a nombre de YA SABEN QUIÉN, lo que es claramente una señal de desvío de recursos públicos para fines particulares.




Pablo Ariel, está asignado al Registro Público de la Propiedad, quien tiene de jefe a Dulce, responsable de que el empleado dedique el tiempo que se le paga a temas relacionados con la dependencia y tengo la ligera sospecha de que repartir plátanos y tomarse fotos con la raza jodida no es parte de lo que se debe hacer allí, Dulce tendrá que rendirle cuentas a alguien a la brevedad porque seguro estará incurriendo en alguna falta por su alianza con Susana y es que desde arriba, no creo tampoco que Pablo Lemus y los líderes del Movimiento Ciudadano Jalisco estén muy contentos de ver cómo se sientan las bases de una derrota anunciada por la omisión de la responsabilidad burocrática.