• Adolfo Torres

Vacunaron a Sacerdote. En Talpa fue el primero.


José Peña Peña, acompañado del presidente municipal, Martín Eduardo Guzmán Peña.

Debido a la programación que se tenía, toco en suerte a uno de los sacerdotes en Talpa de Allende, ser el primer vacunado de dicho municipio, al ser un adulto mayor, indicando que habría que tener fe en Dios, pero también en la ciencia.

Entrevistado, algunas horas después de ser inmunizado, el clérigo, José Peña Peña, fue enfático en señalar que una persona que carece de fe, también carece de sustento, por lo que los seres humanos deben de creer en algo.

“Ya ve, no tiene uno la certeza absoluta, pero bueno dentro de lo que hay, dentro de lo que se dispone, yo creo que sí anunciaron la AstraZerneca, yo tengo más información sobre la Pfizer, pero pues esta llegó”.

El clérigo informó que acudió al Centro de Salud del municipio a las ocho de la mañana, dispuesto a recibir la primera dosis de la vacuna, convencido de que con esta quedaría protegido contra el coronavirus SARS-CoV-2.

“Yo espero que esto sea bueno, para seguir adelante, también luchando por eso yo bajé los brazos, hago lo que sea por seguir siendo responsable: Dios hace su parte, la ciencia hace la suya, pero también, nosotros como individuos, personas cuidarnos, tenemos que hacer la nuestra”.



Dijo que luego de tres horas de haberse inyectado el fármaco, solo tenía un pequeño dolor en el brazo; así como un muy leve mareo, pero se sentía muy bien, por lo que invitaba a los ciudadanos a inmunizarse.

“El mensaje que yo daría, es que no importa la edad que tengamos, siempre hay que vivir la vida, tratar de cuidarla y por todos los medios, ciertamente estamos en la mano de Dios, pero también la ciencia hay que conservarla”.

Invitó a la ciudadanía de Talpa y de otras regiones del país y del mundo a que crean y se cuiden, para que se protejan y que no se dejen llevar por cuentos alarmistas, ni pesimistas, teniendo esperanza.


“No hay que desconfiar, entonces yo creo que en todos: la confianza, la fe, la esperanza, tienen que acompañarnos en la vida, en cualquier aspecto de nuestra vida y en cualquier circunstancia”.

Finalmente señaló que la libertad es un don precioso que Dios ha dado, pero también la libertad implica responsabilidad, por lo que creía, que en la vida una persona sin fe, carecía de un sustento.


SUSCRÍBETE CON NOSOTROS
  • SiempreLibres en Facebook

© 2006  Agencia Perspectiva

Casa Editorial Siempre Libres.