• Ruben Gómez Bernal

VIENE LA CUARTA OLA DEL COVID-19, ¿QUÉ NECESIDAD DE FESTEJOS?


Hay viene la cuarta ola del Covid-19, se dice que será de grandes dimensiones, de acuerdo con los científicos amenaza con arrasar por encima de las tres olas anteriores, dado que está comprobado que la nueva cepa de coronavirus, el ómicron, tiene un alto contagio mucho más alto que la Delta --de tres a cinco veces-- la actual cepa dominante, con la aclaración de que en Jalisco sigue sin detectarse un caso de ómicron, que baja la protección de los vacunados hasta en un 30%. Cierto, no hay presencia del ómicron, pero la situación es que hasta hoy no se tienen todavía una certeza en cuanto a las consecuencias de padecerlo.

Responsablemente la mayoría de los gobiernos han cancelado las actividades de festejos para recibir al año nuevo. Una acertada medida para evitar la expansión de los contagios, ya lo vieron en el caso de las peregrinaciones y festejos a la Virgen de Guadalupe armaron tremendo escándalo para que se evitaran mientras que había otros eventos llenos de gente y ni quien dijera nada.

Lo cierto es que la responsabilidad es individual y cada quien es muy libre de asistir o no a los festejos de fin de año, los lamentos vendrán después con los contagios del Covid-19 que van en aumento en forma acelerada en Jalisco, lo que no ocurría días antes. Ahora la situación amenaza con salirse de control, más fuerte que en todas las pandemias anteriores. Por lo tanto, las recomendación sigue siendo las mismas, evitar las aglomeraciones, los lugares cerrados, utilizar cubre bocas, lavarse las manos. Ya veremos las consecuencias esta noche será el evento de la espera del año nuevo en el malecón, ojalá y los asistentes tomen las medidas necesarias para que no se conviertan en estadísticas del COVID 19.


Por si les interesa estas son las características del Ómicron: 1. - Es una variante altamente contagiosa 2. - Puede causar Covid-19 aun en personas vacunadas 3. - Puede causar Covid-19 aun en personas que ya padecieron la infección 4. - Puede causar síntomas muy parecidos a una gripe o un catarro 5. - Las pruebas del antígeno pueden tener menos rendimiento para detectarlas. Lo más extraño de todo esto es que el gobierno de México, como en otros países, ya deberían de estar tomando medidas de contención del virus. Por segundo día consecutivo fueron un millón de contagiados en el mundo, y la cuenta va a crecer. En México todos pueden entrar a nuestro país como quieran, no se les pide nada. Y es que hasta ahorita como si nada pasara, ya veremos los apuros y la cantidad de negocios que van a cerrar por no buscar contener los contagios desde ahora que están a tiempo. Muchas personas en Guadalajara se están haciendo pruebas aún sin síntomas y sin ningún tipo de contacto de riesgo. Lo hace para estar seguros de que en Navidad y Año Nuevo no van a contagiar a sus familiares, porque la mayoría piensa en pasarla en familia para evitar contagiarse. En la Zona Metropolitana de Guadalajara hay largas filas en donde se realizan las pruebas del Covid-19.

Y es que esto ya explotó, ya es una pandemia ante el crecimiento de los contagios, que afortunadamente no han elevado en la misma proṕorción las muertes, pero a más contagios, más posibilidades de que se registren. La verdad es que se ve a mucha gente confiada porque tiene dos vacunas, pero mientras que no haya medidas personales, es decir que cada quien se cuide, las cosas van empeorar, y si bien todos le echan la culpa al gobierno, cada quién tiene su parte, puesto que a nadie llevan a la fuerza a los festejos navideños, ni a festejar a donde hay mucha gente.


BUENA IDEA, PERO SI NO SE REALIZA NO PASA NADA


Ludvig Estrada Virgen –director de Turismo Municipal– anuncia que esta noche se realizará un festejo para recibir al nuevo año. Habrá representaciones de artistas vallartenses y un video mapping y tras de la cuenta regresiva de diez los juegos pirotécnicos iluminarán el cielo con música de fondo al despedir al “año viejo”. Como evento para que los vallartenses y turistas despidan el año viejo y reciban el nuevo, es una muy buena idea para la celebración, pero la realidad es que si no se lleva a cabo, no se pierde absolutamente nada. Muchos vallartenses ya tienen educación e idea de lo que les puede pasar al asistir a actos en donde los contagios suelen ser de más fácil transmisión, como en donde hay aglomeraciones.


Y mientras en ciudades de México entre ellas la CDMX y Guadalajara, por citar algunas, han optado por el aumento de Covid, suprimir los actos de celebración de la llegada del año nuevo, en Puerto Vallarta sigue adelante. Me parece una celebración entendible por lo que representa, pero la realidad repito una vez más, si no se lleva a cabo nada se perdería, y en cambio estará latente la posibilidad de que todo esto contribuya a una escalada en las infecciones del Covid-19, en lo que lo más grave sería la repercusión económica en caso de que la Mesa de la Salud tome medidas sanitarias en los negocios, ante el aumento de casos del Covid-19 que en Jalisco se han disparado de la noche a la mañana.


… Y QUE DIOS LOS AGARRE CONFESADOS


Esta noche nuevamente habrá borracheras callejeras. Nuevamente un grupito o dos o tres borrachines pondrán en jaque a los vecinos con su ruido. Y las llamadas al 911 serán llamadas a misa, con el pretexto será que se está cuidando “el centro” del puerto, la zona turística en donde la presencia de la policía es muy buena, y han logrado que exista orden, dejando de lado la vigilancia en las colonias en donde los mismos de siempre hacen de las suyas y se amanecen con el tremendo ruido. ¿Acaso los habitantes de las colonias son gente de segunda? Ya veremos cómo va esta noche de despedida del 2021… y lo que nos espera en el 2022. ¿Seguirá lo mismo?