• Ruben Gómez Bernal

…Y TRÁNSITO DORMIDO EN SUS LAURELES

O no hay un sistema de vigilancia con el fin de tener conocimiento de los lugares en donde se debe de tener una constante supervisión, o de plano Tránsito Municipal está fallando tanto al alcalde profe Michel, como a la ciudadanía . En donde se necesitan nunca están, cuando raramente llegan a los accidentes unos muy bien realizan sus labores, pero otros llegan con el signo de pesos reflejado en los ojos. Hay sectores en donde la carga vehicular es muy fuerte, y el tráfico se vuelve un laberinto del que los conductores entran y salen como Dios les da a entender y de milagro no han pasado cosas peores.

Un ejemplo es el crucero del uno y uno de la Avenida Las Torres y González Gallo, en donde confluye el tráfico de varias colonias y se convierte en un "pozole". De lo problemático de la Avenida Las Torres en horas pico, ni se diga lo peor de todo, es que un solo vehículo estacionado por la Gonzalez Gallo al cruce con Las Torres, obstaculice el tráfico totalmente y las colas llegan hasta la Macroplaza. Esto a diario y a todas horas, la verdad es el colmo. los conductores llegan se bajan y dejan estacionados los carros en línea amarilla, sin importarles el problema que ocasionan. Cierran sus vehículos, los cierran y les importa un cuerno el caos que provocan. Pero ellos no tienen la culpa, porque al no ver autoridad alguna, saben que nada va a pasar, pueden estar todo el día obstruyendo el tráfico y nadie de Tránsito los va a molestar.

Algo debe de hacer la autoridad, como enviar una patrulla que trabaje en esa zona y se dedique a multar a los conductores que infringen la ley, verán cómo se corrige todo. Se estacionan en línea amarilla y saben que lo hacen y les importa un comino.

La situación es que mientras en Tránsito Municipal no haya la voluntad de actuar, algunas zonas de la ciudad seguirán siendo un caos.