• Héctor Colín

Yerena Presidente




Corría bien chido el siglo pasado cuando el poderío de Rafael Yerena Zambrano le daba para empujar a cualquier político a hacer lo que se le diera la gana, incluso a dejarlo al frente de la alcaldía por medio del interinato, en aquel entonces, (la historia ni me la sé pero soy chingón para inventarle) don Rafael lideraba a los obreros (todavía(dice)) y estaba al frente de una agrupación encargada de la hoteleria y la “restaurantería” y la importancia del destino estaba en manos de gente chingona, no como los pendejos de ahora. Vallarta era verdadera potencia a nivel mundial, los artistas y gente importante llagaba a este puerto a vacacionar, a rascarse las bolas y disfrutar del destino, ahora no porque vallarta no tiene más que basura, calles feas y comida horrible. El valor del puerto ha caído y eso ha provocado que el turista con más de tres pesos llegue a Bahía de Banderas, no por ser Bahía, sino por los hoteles que llegaron a adueñarse de zonas exclusivas que adaptaron para no parecerse a la ciudad en donde se instalaron, por ejemplo, el Four Seasons.

Eran los ochentas, yo al kínder iba y obviamente no me acuerdo de nada, por eso digo que la historia la armaré con lo que se me viene a la cabeza.


Rafael siempre ha sido una pistola para la política, sabe cuándo intervenir y sabe cuándo hacerse a un lado, hace muchos años que el líder de la CTM en JALISCO y Puerto Vallarta dejó de aparecer en público para permitir que los nuevos líderes tomaran posiciones y responsabilidades, es por ello que la decadencia de la política ha venido a más y a encrudecer la situación de nuestro municipio. Hace unos días, Rafael Yerena Zambrano anunció su retiro, su jubilación voluntaria del liderazgo obrero en el estado y se concentrará en Puerto Vallarta, eso para mí es un mensaje claro, Yerena sacará las uñas como un último intento de recuperar la dignidad de este municipio.


Yerena cayó en la cárcel por manos manejos, pendejamente cuando se podían hacer malos manejos a la vista de nadie, no le salió porque se alió de personas que no supieron cómo ayudar y abusar al mismo tiempo, que es lo que normalmente hacen los políticos que pretenden perpetuarse en alguna posición, la nota le dio la vuelta al país, el ex alcalde había pisado la cárcel y había sido una vergüenza. Casi tres décadas después, don Rafael levantará la mano aprovechando la coyuntura y abusando de qué hay más pendejos que inteligentes en este bonito deporte de hacer política de altura.



El Profe Michel ya es cosa del pasado, su administración se fue al carajo y ya no hay más que hacer que esperar a que se largue para revisarle las cuentas y enjuiciar a los culpables? El desfalco es tan vergonzoso que nadie meterá las manos para ayudarle, ni siquiera los líderes de su propio partido que se arrepienten de la decisión, esto no significa que El Profe sea buen hombre o no, sino que su eficacia quedó probada como mala, como pésima y peligrosa, a su alrededor solo queda el pendejo del hijo, quien inició su carrera política avergonzando a su partido y comprometiendo a su padre, por lo que el partido ya no lo ve bien y se han cerrado las puertas a su futuro; en los otros partidos tampoco hay liderazgo, no saben cómo hacerle y por dónde entrarle para tomar las riendas de la agenda social para figurar como opción viable para liderar una administración en el futuro, esa coyuntura la aprovechará Rafael Yerena, que tiene menos energía que hace veinte años pero más inteligencia que ayer, por lo que ha quedado demostrado que no necesitamos un caballo de carreras sino un burro de trabajo.

Dicen las encuestas que Rafael es más odiado que querido, naturalmente por su perfil de sindicato, que a los corruptos no les hace bien y siendo México, oye hay más corruptos que honestos. Sabiendo esto, podemos definir hoy que la política ya no es de amores, es de eficiencia y eficacia, de valores más relacionados con la rentabilidad de los políticos que con el amor que se simula y no sirve.

Conocido si es, ranchero también, porque siempre que se trata de hablar de política con él, se toma las trenzas y sonríe con un “jijijitl” (si no lo entiende, mejor). Hoy Puerto Vallarta lo necesita, experimentado y lo suficientemente cansado para no salir corriendo, para hacer las cosas bien y descansar sabiendo que le devolvió a Puerto Vallarta lo que antes era, un digno paraíso.

Otro punto por considerar, es que los partidos ya no importan, por lo que Yerena no tendría que recuperar el basurero en el que se convirtió el PRI, ni siquiera por si amistad con  Beatriz Paredes que se perfila por la presidencia de la República.

A Rafael no hay que quererlo, hay que entenderlo, tiene igualdad en los positivos y negativos de acuerdo a lo que dicen los que leen las encuestas, por lo que eso tendría un valor importante para considerar porque quienes salen a votar con los que ayudan con la elección y ni los que castigan con el voto. Aguas.

Pero bueno, a mi no me crean, aquí está mi INE a cambio de Yerena en la boleta local del 2024.

“Esta notilla es pública, ajena a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en el periódico”.