• Héctor Colín

¿Caballo de Troya o un Judas Suicida?

Puerto Vallarta, Jalisco.- Víctor Bernal se puso la camiseta de Morena. Sospechósamente, el ex secretario general y asesor de Arturo Dávalos aceptó una oferta de trabajo a la que no se pudo negar, ser el nuevo asesor de la administración entrante. No parece haber nada malo, incluso hubo aplausos, pero…



Tratando siempre de pensar mal para no aburrirme y que las novelas en mi cabeza duren más y se ilustren mejor, me prendí un cigarro mientras pensaba en la nueva afrenta de Víctor Bernal y elucubré varias teorías.


Cosiderando que la cronología de esta teoría inicia con la llegada del nuevo Ayuntamiento a Puerto Vallarta, Víctor Bernal fue invitado a tareas específicas que lo colocan como el traidor de un equipo o de otro, tomando en cuenta también que alguien está engañando a otro alguien y, es que Víctor engaña a Michel o Michel engaña a Víctor. Hágase un café y analícelo.


Caballo de Troya



Si tengo que explicarle el término “Caballo de Troya” usted no debería leer esto, pero si usted lo entiende sabrá que no tengo mucho qué aclarar. Víctor es hoy el Caballo de Troya porque en él podrían ir todos los deseos, planes y proyectos del equipo que dejó en estado de indefensión el desaparecido Arturo Dávalos Peña. Es posible que Víctor haya convencido a Dávalos de que su intención de ayudar a Michel era por Puerto Vallarta mientras le guiñaba el ojo a Diego Franco, Lupita Guerrero y Jorge Quintero, esto con el objetivo quizás de desgastar más al Profe Michel. Lo que Michel no sabe, es que Víctor no le servirá de mucho debido a que nadie lo siguió, en el equipo nadie le aplaudió su nueva chamba y nadie defenderá a Víctor porque sin pensarlo, Bernal Vargas se le vendió a Michel a sabiéndas de que el nuevo ayuntamiento pretende perseguir todos los malos manejos de la anterior administración y en todos ellos vienen las firmas de Víctor Bernal Vargas, por lo que Michel se coloca en una mala posición por tener al enemigo cerca o en una muy buena posición como cómplice de todo en lo que el ex secretario estuvo de acuerdo. Podría ir a la cárcel si Michel lo desea pero no, lo quiere cerca por una teoría que es aún más escabrosa.


Judas Suicida



Públicamente Víctor se puso la camiseta de Morena, esto pudiera señalar que en su acuerdo con el Profe Michel se vendió como el pastor de los borregos más inocentes del grupo Vallarta. Con el argumento de que Víctor manda dentro del grupo abandonado por Arturo Dávalos, este sujeto le vendió las cartas de todos a Michel con el compromiso de convencerlos de estar de acuerdo en todo durante las sesiones de cabildo que no le salen al Profe Michel simplemente porque no estuvo haciendo su tarea como político.


Ya quiero ver a Diego Franco, Lupita Guerrero y la señora Candelaria Tovar diciéndole sí a todos los acuerdos hechos en lo oscurito entre Michel y Víctor Bernal para beneficiar a alguien que no será Puerto Vallarta. Bernal será el encargado de contener a la oposición, para eso lo “invitaron” si no es que lo apendejaron con la promesa de hacerlo candidato de Morena para el 2024.


Víctor traicionó a su grupo


No sé si antes o ahora, pero es claro que Víctor Bernal Vargas trata de quedar bien con el nuevo gobierno mientras será quien contenga las afrentas de los regidores de Oposición que ahora quedaron en jaque, como pendejos, pues.


El nuevo aseror ha convencido a Luis Michel que puede jugar como árbitro dentro de la cancha, apaciguando a Lupita y a Diego para tener un juego “limpio” y tranquilo pero no es así, en el barrio juegas de un lado o de otro, jamás en medio excepto que seas el más pequeño, el que no entiende el juego y estará ahí nada más estorbandole a todos los que pretenden divertirse pero por compasión le permiten hacerle a la “mamada”.


Víctor queda así. Debajo de Michel, sus hijos, el perico (es un ave) y sus perros, en el patio de Salvador Llamas, en la jaula de Arturo Dávalos, en el pañal de Diego Franco, en el cochinero de la camioneta de Lupita, en la basura de Enrique Alfaro y en el escusado del Movimiento Ciudadano.



Luis Michel jugó como los meros grandes, encontró un pendejo al que le colocará una diana en el pecho para que la oposición se desahogue y lo responsabilicen de todo lo viejo y lo nuevo, por lo que, llegado el momento, Víctor Bernal será intercambiado por tres pesos y quedará sumergido en la ignominia histórica de los políticos que no supieron agarrarse los huevos y calmarse la necedad de protagonismo.


La encrucijada de Víctor es peligrosa, si defiende a Michel se chinga a su grupo; si defiende a su grupo se chinga a Michel. No, no hay medias tintas.


Ahora bien, ¿a quién le dio el Beso el nuevo Judas vallartense?.