• Héctor Colín

¡Hágala Mi Rey!


Puerto Vallarta, Jalisco.- El deporte vallartense está de luto, Jesús López Joya perdió la batalla, al parecer en contra de un cáncer que lo aquejaba desde hace tiempo y que lo postró en una cama de la que no se levantó más.


Enérgico como entrenador, justo y vivaracho como árbitro, Chuy Joya fue un jugador de futbol que presumía lo que si tenía, aún de viejo y con el estómago abultado, Chuy las hacía en la cancha y continuaba transmitiéndole energía al deporte que amó hasta el último día de su vida, el futbol.



Conocido por todos los patasaladas, Chuy Joya inició su vida entregada a Puerto Vallarta desde que empezó a entrenar y representar equipos de futbol de la categoría infantil y Pony en una cancha conocida por el mismo nombre. Chuy le iba a los Pumas, aunque ganaran, en los últimos meses recibió un sinfín de visitas con el objetivo de animarlo, de sacarle una sonrisa y de que pudiera compartir esos momentos con los que todos los días seguíamos sus redes sociales. Nunca dejó de ser el cabrón que todos conocimos por sus chiflidos, sus gritos motivadores y su peculiar manera de interrumpir los partidos en su cancha de futbol para dar un consejo, calmar los ánimos o simplemente reírse por alguna circunstancia.


Querido, querido, querido era Chuy Joya. Se le extrañará en las canchas como ya lo hacíamos desde hace tiempo. Hoy, las redes sociales se inundaron con un solo mensaje, el grito de siempre para motivar a que un jugador diera el máximo y se luciera con una definición digna de aplaudirse, nunca se cansó de animar a todos con esa peculiar frase que hoy nos toca gritársela, “HÁGALA MI REY”.


Arriba los Pumas!


Descanse en paz.