• Héctor Colín

Me Aburrooooo!


Bastan unas horas para que la oposición y el grupo en el poder consumen una conspiración en contra del pueblo. Si definimos burdamente el significado de “conspiración” lo podemos entender como un acuerdo en secreto en el que ambas partes quedaron comprometidas, a través de la historia, las conspiraciones han teñido naturalezas de distintos tipos, algunas por dinero, otras por poder, unas cuantas por la libertad y otras tantas por la felicidad, en todas hay dos partes que se oponen en principios y los acuerdos no fluyen, quizás porque una de las partes pretende hacer el bien y otra no, siempre depende de la perspectiva, las realidades son muchas y las aspiraciones más.


En Puerto Vallarta, ayer circuló una imagen en la que los regidores de oposición parecen al fin haberse puesto de acuerdo, al menos en el tema de la ley de ingresos del municipio que había quedado muy manoseada en la sesión pasada debido a que al parecer el alcaldito se volvió loco y le permitió a un ajeno meterle mano a la “iniciativa” por ejemplo, el cobro del registro de mascotas, Estúpido impuesto municipal por donde se le vea, insensible y arcaico, manipulador y e insultante, en aquel momento, algunos regidores protestaron por la medida, no supimos si fue por el costo o por lo absurdo pero hubo contraposiciones que obligaron a que se regresara la ley a sus comisiones para volver a revisar los temas individualmente. Ayer ya todo fluyó.



Ayer mismo recibí un mensaje en el que al parecer, señalan a los regidores de oposición de haber recibido un cheque por su obediencia, por aliarse y aprobar todo, dicen que fue de 185 mil el papel o los papeles, no le consta pero el señalamiento es grave.


Considerando que tenemos un alcalde al que parece no le funcionarle nada y que ha dedicado su tiempo de gobierno a nadar de muertito y que enfrente tenía a la oposición que argumentaba defender al pueblo y que ya no lo hace, pues el ejercicio de gobierno se ha vuelto aún más aburrido y peligrosamente corrosivo para el futuro de Puerto Vallarta.


Como si se tratara de un juego, los participantes de la política patasalada ya se han olvidado del presente y se han enfocado ahora en el futuro, ya les valió madres lo que pase hoy para empezar sus “campañitas” para el 24, como si merecieran un premio por ser pendejos e inútiles, allí está Víctor Bernal, por ejemplo.


Hablando de chismes y para descansar del resto, dicen que la cuota por jubilarse ya alcanza los 200 mil pesotes y se le deben de pagar a un sujeto de apellido Michel, dicen.



Allí está el tesorero, por si no lo conocía.

Y pues ahora qué se han puesto de acuerdo, solo nos toca esperar las peores cosas, y es que de todos no se hace uno, no nos ha salido ni uno solo que sirva, los regidores están concentrados en verse cada vez más inútiles y parecen salirnos más caros.


Y Llamas?


Por el otro lado, la operación política que dejó de hacer Salvador Llamas llama la atención, se ha desmarcado del equipo del Profe y al parecer ya no comulga con el funcionamiento de los aliados del alcaldito, algo muy grave sucedió para desinflar la capacidad operativa de Llamas o de plano ha decidido jugar aparte y ser el ave que citaba su tocayo Díaz Mirón, “hay plumajes que cruzan el pantano sin mancharse”, Llamas espera tener un plumaje de esos.