• Héctor Colín

Pilmama Patasalado


Justo ahora que tengo una vida similar a la de Alfonso Lepe, pero con zapatos y considerando que la vida de los nuevos monarcas del rancho está dentro de las ciento cincuenta mil cosas que me valen madre de este mundo, la raza ha creído que soy la pilmama del pueblo, si usted no sabe qué es una “pilmama” tiene veinte segundos para investigar o largarse de aquí.


Como niñera de la raza, en vista de que los regidores, morenos, verdes y naranjas se rascan la cabeza mientras tratan de entender el libro de “El Principito” o buscan la versión corta autoría de Sun Tzu y no hacen nada mas que cobrar, he recibido durante toda la semana pasada una cantidad casi incontable de quejas respecto a lo que sucede no solo en Puerto Vallarta, sino en la región que lo rodea.


Trataré de ir de lo general a lo particular en los próximos días, sin olvidar que se debe considerar algo sumamente importante, lo pendejo no se quita y pa eso no se estudia, por lo que podemos concluir que los problemas del rancho no se resolverán mientras tengamos los mismos políticos y los mismos funcionarios.

Se va el Tesorero


Dicen que ya se va el tesorero municipal de Puerto Vallarta, el chisme corre como reguero de pólvora en silencio y ya hay varios felices, incluso yo, que ya preparo los aplausos para el alcaldito. Y es que si ustedes consideran que le ha hecho mucho daño al alcalde Michel, usted no sabe nada, porque las omisiones, ocultamientos y malos manejos de los que se habla y se sospecha que hace el tesorero, serán más graves cuando se vaya, cuando alguien llegue a revisarle las cuentas, sobretodo porque ya los tiburones nadan alrededor de la sangre que ha derramado la falta de transparencia en la oficina donde se mueve el dinero del pueblo. De lo que también se supone y dice, es que es uno de los recomendados del hijo del alcalde, independientemente de que es el sobrino político del mismo y de que posiblemente le confió incluso su responsabilidad penal en el manejo del dinero. Le aplaudiré al alcalde por el reconocimiento público de una decisión tomada bien y aun tiempo.


De Nueva York a Colombia.


En Bahía de Banderas, las vacaciones de la alcaldesa no parecen terminar, quizás ella piensa que ganó un concurso de belleza en el que solo tuvo que ser mejor que Carmina Regalado, si las conoce, entenderá el chiste. Después del certamen, perdón, de la elección en Bahía, la alcaldesa se peleó con todos los que la ayudaron y el chisme llegó, como ya lo dije antes, hasta el gobernador de Nayarit, quien le ha buscado por todos lados para entorpecer (más) a la alcaldesa.


Los problemas de Bahía no parecen preocuparle, y es que la prioridad ha sido el descanso, la vagancia consuetudinaria, la fiesta y el chascarrillo con groserías para la raza que se le acerca a pedirle algo. La nota de la semana surgió mientras ella vacacionaba en Colombia, lugar al que viajó con un buen pretexto acompañada de una tercia de regidores para aprender algo que se supone que sabían; a su regreso, la nota del siglo, Mirtha Villalvazo aclarándole a la raza que ella no era la imagen de la escaramuza que ilustraría el arco de la entrada de Valle de Banderas.


La otra nota fue una estupidez más, poco sorprendente entendiendo de quién viene y de lo que se sospecha que sucederá con el programita. Mujer Valiente, se llama, en el que Mirtha pretende darle dinero a las mujeres para mejorar su situación, es decir, no está hablando de más patrullas y capacitación para sus policías, no está hablando de acuerdos con los empresarios con los que se toma fotos para defender las condiciones laborales de la mujer en Nayarit, tampoco está hablando de las mejoras en el DIF de Bahía que nadie sabe si funciona o no, mucho menos se atreve a hablar de las desapariciones, feminicidios y homicidios de su municipio que manchan a las familias de su rancho, ni hablamos de mejorar el funcionamiento del ayuntamiento para que Bahía de desarrolle, para Mirtha es más fácil regalar dinero, hacer bailes y asistir a todas las fiestas. Inútil.


Estaba viendo una película de amor y desamor en el que una muchacha que se hizo rica de pronto, le pedía a un muchacho que le guardara un dinero en el extranjero y este se lo llevaba a Nueva York o a China, luego me acordé de un chisme que les guardé desde hace unos días.


Por cierto que les debo la historia macabra de un operador cercano de Mirtha, de nombre Alfonso Estrada, a quien dicen, hay que cuidarle las manos. Chaca Cha chaaaaaaan…



Miguel Silva


Miguel Silva, alcalde de Cabo Corrientes.

En Cabo Corrientes la situación no es distinta, el alcaldito de aquel rancho se ha dedicado a hacer fiestitas e inaugurar las obras que quedaron pendientes y etiquetadas en el gobierno fallido de Prisciliano Ramírez, quien a pesar de su displicencia, todavía es mejor alcalde que Miguel Silva, a quien tuvieron que enseñarle que El Tuito no es el municipio, considerando esto último, el resto del aprendizaje tardará en permear y por ende, el desarrollo de Cabo Corrientes tendrá que esperar. Por culpa de estas personas, hoy son obligatorios los tres años de kínder.



Estamos jodidos por todos lados.


Otro de los corridos que ya aguantó demasiado en el cargo con sólo una justificación para ello, es el Calzón Calleja, director de los Servicios Públicos Municipales de Puerto Vallarta que mantiene al rancho sumido en la pinche basura todos los días, dicen por allí que es el que conoce los turbios manejos de “El Chuyín” en Bahía de Banderas y se vino a Vallarta para aplicarla igual, cosa que, si conectamos con el actuar opaco del tesorero para mostrar las cuentas y saber para dónde se va el dinero, pues tiene un poco de lógica de mal pensado.


Los problemas se acumulan, el alcalde es feliz y no se da cuenta del daño que le hacen sus empleados pagados por nosotros.


Ay, antes de irme. Detuvieron a la esposa del güeyón que golpeó a una mujer hace unos meses y estuvo relacionado con el ayuntamiento por su trabajo en el DIF en algo parecido a la protección o defensa de las mujeres, en aquel entonces, el melolengo de Roberto Vázquez salió al quite para manchar la imagen de la primera dama y hoy brotó toda la historia, una mejor novela en la que la ahora detenida está involucrada al parecer en el homicidio de su anterior esposo, aguas, que también era empleada del DIF y ya no está chido. Nos asustamos con el golpeador pero resultó que tenían a una homicida. Alguien tiene que irse.


Ya puees, ahora sí, la última.


Por cierto, hace un par de meses Seapal Vallarta hizo una obra sobre una calle que conecta la oficina de unas Pipas en la San Esteban con el río Pitillal, está raro. Yo no creo que hayan conectado el negocio de las pipas del profe con el cauce del río Pitillal, los del CUCOSTA ya se hubieran manifestado, digo, es puro chisme.