• Rodrigo Aguilera

Prepara Grupo Vallarta Mega Informe Final


PUERTO VALLARTA Jalisco.- (Especial para SIEMPRE LIBRES).- Quienes piensan que el Grupo Vallarta que encabeza el ingeniero Arturo Dávalos desaparecería de la escena política regional están totalmente equivocados.

Tras semanas de reflexión y reuniones de trabajo entre sus principales liderazgos los davalistas se han reagrupado y afinan las estrategias hacia los retos que vienen: El cierre de la administración 2018 2021 y las proyecciones hacia el 2024.

En lo político habrá tiempo de ir revisando las acciones que tomarán pero en lo urgente, lo que ya se acerca hacia el final del segundo periodo del ingeniero Dávalos como alcalde, con el relevo del licenciado Jorge Antonio Quintero Alvarado para la última fase ya está muy avanzado en planeación.


El Grupo Vallarta no quiere dejar cabos sueltos y se está en proceso de terminación, entrega y próxima inauguración de muchas y muy importantes obras en prácticamente toda la ciudad.

La mayoría de los trabajos que se realizan son vialidades que se realizan en concreto hidráulico así como puentes y pasos que permitirán mejorar la conectividad y el tránsito en las colonias.

El cierre de la que será la tercera administración en otras tantas víctorias electorales será el broche de oro de un gobierno que entregará la administración con finanzas sanas, un parque vehicular propio histórico y resultados que colocan a Vallarta hoy mucho mejor que cuando fue recibida la administración en el ya lejano 2012.

De nuevo me permito desengañar a engañabobos como Salvador Llamas y su títere Luis Michel, en las finanzas del municipio lo único que encontrarán será orden y transparencia en el gasto así como en los aspectos jurídicos que, sobra decir aunque quizá el ahora alcalde ya no pueda recordar, él autorizó como parte del Cabildo.

Vamos, incluso Michel añadió a la lista de obras que se realizan varias que benefician sus negocios así que a asustar pendejos a otro lado con sus auditorías “pagadas por el gobierno federal” (jajajaja no mamen.

Viene un cierre muy sólido del Davalismo y su Grupo Vallarta que le dejará claro a Michel lo alta que le dejarán la vara a partir de octubre.


Mal uso del

Fondo Covid


Desde que los diputados locales aprobaron hacer cambios al Presupuesto de Egresos 2020 por tres mil 520 millones de pesos a fin de crear el fondo Covid-19, sin que hubiera reglas claras para su ejercicio, se anticipaban los riesgos de un gasto sin control, consideró Andrés Barrios, integrante de Nuestro Presupuesto.

“Desde mayo que se aprobó esta partida ya se habían señalado los riesgos que se tenían, puesto que es una partida millonaria donde no existían reglas claras sobre su operación y su propósito, ni qué iba a salir de ahí. De hecho, a la hora que se autorizó este sitio, a los cuántos días ya habían adjudicado de manera directa para (la empresa de comunicación) Indatcom”.

En mayo del año pasado, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez solicitó al Congreso del Estado que le permitiera hacer modificaciones a la partida etiquetada para obra pública, la cual contemplaba tres mil 520 millones de pesos. Con ese recurso se crearía una partida especial para la emergencia sanitaria de Covid-19.

Para subsanar ese boquete en el presupuesto, solicitó que se le autorizara contratar una deuda por seis mil 200 millones de pesos.

Para el integrante de esta asociación, que desde hace cinco años observa y analiza el presupuesto en Jalisco, tampoco quedó claro cuál fue el propósito de la creación de este fondo ni cómo iba a ayudar a la atención de la pandemia.

“Pues de ahí salen cubrebocas, geles, ventiladores… pero pues también sale publicidad, estas cuentas de bares, de cafés, salen un chorro de cosas y no tenemos claro cómo es que esto ayuda a combatir la pandemia, o no. No hay indicadores de resultados porque no es un programa tal cual, simplemente es una partida que se usa para atender la emergencia, pero pues ante la emergencia no hay reglas claras”.

Señaló que la manera en que se conformó este fondo, así como la contratación de una deuda a largo plazo, debió encender las alertas a diversas instituciones para vigilar y fiscalizar el ejercicio del recurso, entre ellas el Congreso del Estado y el Sistema Estatal Anticorrupción.

“Y que debió haberse activado al momento de la creación de todos estos movimientos presupuestarios para no esperar a que salieran a la luz de este tipo de gastos, sino de manera proactiva estar haciendo una revisión, porque tienen las atribuciones para hacerlo, para empezar, y la otra, porque también es su papel, tienen un papel político para poder precisamente combatir la corrupción. Su función del sistema no solamente es castigar la corrupción, sino también prevenirla”.

Este medio dio a conocer que funcionarios públicos usaron el dinero de este fondo para pagar sus viáticos en bares, restaurantes de cortes finos, cafés y hasta hacerse pruebas en laboratorios privados. Además, las compras se hicieron casi totalmente por adjudicaciones directas, se compraron insumos más caros, con proveedores señalados y “favoritos”.

Los dos programas referidos fueron creados como parte del «Plan Jalisco para la Reactivación Económica» con un fondo de 180 millones de pesos para «Reinicia» y 270 millones de pesos para «Reactiva», respectivamente.

Por concepto de alimentos, para estos dos programas se ejercieron 9 mil 709 pesos, el 0.002 por ciento del fondo total de ambos programas.

Sobre la supuesta compra de 60 mil tarjetas PVC para la Secretaría de la Hacienda Pública (SHP) por 885 mil pesos, la instancia gubernamental aclaró que dichas piezas se utilizaron para ser entregadas a los beneficiarios del Programa de Protección al Ingreso.

No obstante, el comunicado hizo omisión de otros gastos señalados por la investigación, como la aprobación de 14 facturas correspondientes a compras Starbucks, Carl’s Jr y Peku, así como comidas en un restaurante de cortes.

También dos funcionarios públicos habrían utilizado dinero del fondo para pagar dos pruebas de Covid-19 en laboratorios privados, el fondo se utilizó también como una millonaria caja para pagar cualquier gasto, sin que se establecieran controles y casi en su totalidad con adjudicaciones directas.

Eso permitió que la tarde del viernes 28 de agosto un grupo de funcionarios de la Sedeco fuera a un bar y solicitara una factura por 2 mil 763.99 pesos, a la que colocaron la leyenda “entrego bajo protesta de decir verdad que la factura adjunta corresponde al pago de comida-reunión de trabajo para dar seguimiento a los temas de los programas de apoyo de Reactiva y Reinicia”.

El gasto fue autorizado por el responsable administrativo de la Sedeco, Arturo Olvera Mejía, quien con el mismo fondo aprobó o presentó 14 facturas correspondientes a café en Starbucks, hamburguesas en Carl’s Jr y Peku, así como comidas en un restaurante de cortes llamado Balboa y en el restaurante Chai. En todas las facturas simplemente se señala que el consumo fue por “comisión de actividades relacionadas con el Covid”.

Los datos pueden consultarse en el micrositio que abrió el gobierno del estado para dar a conocer los gastos realizados con el pretexto de la pandemia. Ahí sólo se han transparentado 801 millones de pesos en mil 233 adquisiciones.

De este fondo se pagaron lo mismo artículos de papelería que de cómputo. Incluso, dos funcionarios decidieron hacerse pruebas de Covid-19 en laboratorios privados y pagarlas con dinero público.

Este es el caso de Cinthia Catalina Navarro Pérez, de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), quien el 8 de octubre pagó 3 mil 399 pesos en el laboratorio privado Chopo por una prueba personal de detección de Covid-19. También en Semadet un funcionario se realizó el 24 de julio una prueba en un laboratorio privado –Salud Digna– y pidió una factura por mil 300 pesos para que se pagara con recursos públicos.

CONTACTO: Twitter @RODRIGOAGUILERA Tictoc @RODRIGOAGUILERAMORALES Whatsapp: 3222740597 En la web: http://elcu4rtopod3r.blogspot.mx