top of page
  • Héctor Colín

Receso, receso, pido un receso… pa eso me gustabas, alcaldito.


Alguien hizo correr dinero hacia los regidores para condicionar la aprobación de la ley de ingresos del municipio de Puerto Vallarta.


Justo cuando ya no esperaba nada más para este año de parte de nuestros regidores, me sorprende Carla Esparza, al grado de que me puse de pie, la ovacioné hasta que se me fue la voz y agradecí con aplausos, lancé mi sombrero y hasta mis botas al ruedo por la suerte jugada contra la familia Michel, gloriosa sesión de ayuntamiento del pasado viernes en el que la nota nacional, si, NACIONAL, fue la denuncia pública de Esparza, evidenciando no solo la corrupción del gobierno del Profe, si no también la influencia del pendejo de un tal “Chuyín” en el gobierno del alcaldete.


Hace apenas unos días que se presentó públicamente un nuevo libro en el que se evidencia al presidente de la República como un supuesto líder de una red de corrupción que opera con dinero en efectivo para evitar los rastreos, el título, “El Rey del Ca$h”, el impacto fue tal, que ya ha sido bloqueado en Amazon México para su venta y distribución dentro del país gobernado por el principal señalado en el libro.


Nada más como referencia al caso, porque parece ser que las operaciones con dinero en efectivo son una estrategia con la que los gobernantes relacionados hoy con Morena pretenden salir avante del saqueo a la bolsa del pueblo. Las historias en Vallarta corren por todos lados, en todos los estratos y en todas las cantinas, se dice que un sujeto con el alias de “El Chuyín” y a quien relacionan directamente con el alcalde Luis Michel es al parecer el principal operador de todo lo que se mueva en el ayuntamiento, facultado o no, “El Chuyín” lleva mano en todo, incluso en las decisiones que solo le corresponden al alcalde.


Lo último que supe, fue que ya había fotografías y videos que evidenciarían la forma de funcionar del sujeto en mención, material con el que se probará su nivel de influencia y corrupción para condicionar todo lo que en vallarta sucede.


Carla se armó de valor y exhibió al alcalde en una magistral muestra de documentación y argumentación de lo que se denuncia, aprovechó los reflectores públicos de la sesión de cabildo del viernes pasado para aclarar el “atraco” que estaba armando el Profe Michel y su séquito de cómplices.


En el “jaripeo” Carla enfrentó al alcalde con números relacionados con los aumentos en las participaciones, en los impuestos que se le obligarán a los vallartenses en el año entrante. Carla se mostró preocupada por algunos aumentos relacionados con con el aumento de los “empleados eventuales” que nadi sabe quiénes son o dónde trabajan, solo sabemos que hoy son el doble y nos cuestan en proporción, para ello se pidieron unos 130 millones más.


Para comprar materiales y suministros, el alcalde ahora al parecer necesita 70 millones de pesos más, que tampoco sabemos a dónde van o para qué se quieren.


60 millones de pesos más para comprar gasolina, como si lo del año pasado no hubiera alcanzado.


50 millones más para refacciones y accesorios. En este tema brincó este fin de semana la relación que tiene el regidor conocido como EL CHATO con la “dueña” de la empresa refaccionaria que le surte al ayuntamiento, que no es nada menos que el esposo y quizás el principal interesado, quizás la razón poderosa para bajarse los calzones y aprobarle todo al alcaldito.


Pidieron 14 millones de pesos más para algo similar a las becas y ayudas discrecionales que no se han dado y que quizás nunca se entreguen, sin considerar que tampoco existen las reglas para su distribución, por lo que la medida emergente apesta a corrupción.


Otro tema que brota y hiede es el aumento al presupuesto destinado al arrendamiento de equipo de transporte, 60 millones de pesos más para que se renten maquinas que no se ven, que no se usan y que quizás son las que le adjudican al hijo y que al parecer le renta al alcaldete y que se pagan con la lana de los vallartenses.


17 millones de pesos para más asesorías, se justifica porque su pendejez necesita muchos más millones para sacarlos a flote y quizas hacerlos que brillen, pero no tendríamos que ser los vallartenses quienes paguen por la asesoría a la gente pendeja que dijo que todo lo sabía, que todo lo podía y todo lo cambiaría.


Para bienes muebles, inmuebles a intangibles, sí, INTANGIBLES se pidieron casi 80 millones de pesos más.


Para transferncias, asignacions, SUBSIDIOS y otras AYUDAS, necesitan 180 millones de pesos más para el 2023.


Ahora que el melolengo de AMLO ha desaparecido los fideicomisos en el país, resultsa que estos imbéciles necesitan 124 millones de pesos para TRANSFERENCIAS A FIDEICOMISOS PÚBLICOS.


Así quedó la lista y hay más que me dio flojera agregarlo, lo que no significa que sean poco importantes.


Pues todo esto lo dijo la regidora en la cara de un sorprendido alcalde Luis Alberto Michel Rodríguez. Después de la putiza, el presidentito empezó a tartamudear, sudar frío y lo único que se le ocurrió fue salir corriendo en plena sesión de cabildo abierta, pero minutos después, cuando el agua le llegó al tinaco, al parcer reacciónó y su solución fue solicitar un receso inmediato porque ya estaba más que ensartado, y no por Carla, sino por su propio hijo.


Acto seguido, la regidora se puso de pie y se dirigió al alcalde para devolverle lo que parecía más una bolsa que un sobre, una de Lans en la que supuestamente había dinero y con el que al parecer Jesús “Chuy” Michel pretendía convencer a Carla de aprobar la ley que se discutía en ese momento.


Lo que se dice es que en la reunión previa a la sesión, los regidores que hoy no solo son pendejos, sino corruptos se pusieron de acuerdo, algunos suponen que a billetazos para aprobarle el “asalto” que planeó el Profe Michel para saquear la bolsa de los vallartenses y se comprueba por que todos salieron seditos a decir que sí a todo.


Con todo esto sucedido, a los vallartenses nos brincan las dudas sobre lo que sucedió, lo que sicede y obviamente lo que sucederá con la supuesta influencia de “El Chuyín” y con la condicionada forma de operar de los regidores de Morena.



Antes de irme a las preguntas que me brincaron, debo destacar que el PENDEJO de “El Chuyín”, se atrevió a manipular una captura de pantalla del perfil personal de la regidora Carla Esparza para intentar salvarse el pellejo, en el montaje se manipuló lo sucedido, argumentanto supuestamente Carla, que no había dicho el nombre del hijo del Profe que le mandó el sobre a cambio de su voto a favor, se dice que Carla no responsabilizó a nadie y que ni siquiera supo qué contenía el sobre, luego de la pendejada, “El Chuyín” se atrevió a compartirlo en el grupo de whatsapp de Morena Jalisco para intentar salvar su pellejo pero allí mismo lo volvieron a exhibir porque no pudo comprobar que la publicación haya salido del perfil de Carla y hecho por ella. Lo que su supimos, fue que la regidora señaló directamente a Jesús “CHUY” Michel.


Las preguntas que me brincan hoy son.



Si todos los regidores recibieron un sobre amarillo, por qué Carla fue la única que lo regresó, y si Carla fue la única que lo recibió, entonces cómo convencieron a los demás regidores a aprobar la ley que a todas luces le pegaría una madriza a los vallartenses.


Carla debió abrir el paquete para no tener que adivinar qué contenía el sobre o cuánto dinero le ofrecieron.


Cómo intentaron convencer a la fracción del Movimiento Ciudadano y a la del Verde Ecologista. Tambíen recibieron sobre, se lo chingaron y no dijeron nada?


Cómo es que “EL CHUYÍN” entra a las reuniones a tratar de manipular el ejercicio del gobierno si el alcalde dijo que nadie de su familia podría intervenir.


El alcalde es tan ignorante como para no saber que está el hijo metido o le vale tanta madre que lo permite a pesar de las graves consecuencias?.


Receso, receso, pido un receso… pa eso me gustabas, alcaldito.


Ya pa irme, les dije que el Chuy era un pendejo y lo confirmo todos los días. De tal palo…






Kommentarer


bottom of page