• Verónica Díaz Rodríguez

Taxista Muerto

Las moscas y los fétidos olores que emanaban de una finca en la calle Paseo de los Mangos, del fraccionamiento La Huerta, alertaron a los vecinos en la agencia municipal El Colorado, sobre la posible muerte de un taxista de 67 años, al que tenían varios días de o verlo y de inmediato dieron parte a las autoridades.


El reporte sobre la sospecha de una persona muerta, llegó al número de emergencias 911, ayer a las 14:00 horas, por lo que de inmediato, acudieron elementos de la Policía Municipal y Bomberos, quienes realizaron las maniobras para el ingreso a la finca, toda vez que la persona vivía sola.


Una vez que ingresaron al domicilio, los Bomberos detectaron que sobre la cama, en uno de los cuartos, se encontraba el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, el cual presentaba descomposición cadavérica, de al menos tres días.


Vecinos informaron a las autoridades que el ahora occiso era conocido como “Don Chon” de 67 años de edad aproximadamente, de oficio taxista, a quien tenían desde el pasado jueves que no lo veían, pero desconocen si estaba enfermo o no. Así mismo mencionaron que conocían muy poco al taxista, pero tenían conocimiento de que sus familiares viven en la colonia San Esteban.

Posteriormente se presentaron agentes de la Fiscalía Regional y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes se encargaron de realizar las pesquisas en el sitio. A simple vista detectaron que no había huellas de violencia, ni tampoco indicios de que haya ocurrido un robo, pues las cosas al interior de la casa estaban en orden y afuera se encontraba estacionado el taxi del sitio 9, en el que el ahora occiso laboraba.

Al concluir las pesquisas, los peritos trasladaron el cadáver al anfiteatro del SEMEFO donde se le realizaría la necropsia de ley para conocer a ciencia cierta cuál fue la causa de muerte, en tanto que agentes de la Fiscalía trabajan en las pesquisas para dar con los familiares del occiso y acudan a realizar la identificación oficial y reclamo de los restos para darles cristiana sepultura.