• Héctor Colín

De Glorietas e “Islotes”

De nada, señor presidente…

La nueva administración le ha confiado los servicios públicos a un incompetente. El funcionario llorará y quizás se enoje el presidente pero deberá reconocer que nosotros somos sus mejores aliados, estamos siempre en la calle y contamos con la confianza de la raza para denunciar lo que no funciona en el municipio y que se puede mejorar para impulsar de manera positiva la imagen del propio alcalde, así que DE NADA.


Como medio todos los días recibimos quejas sobre la basura, los baches y otros mitotes que les iré desmenuzando con cuidado y a cuentagotas.


Mientras tanto, la basura ha formado nuevas islas todos los días en la mayoría de las esquinas del rancho, los motivos pueden ser múltiples y de variables distintas cada vez pero al final, la ineficiente recolección es la etiqueta que enarbola estos islotes.



Es posible que los ciudadanos aún no entiendan que hay un horario para sacar la basura dependiendo su colonia para facilitar la recolección y evitar que se acumule sin sentido, la otra opción sería que el camión ya no está pasando a los horarios habituales de antes por que no les interesa a los recolectores, porque no los tratan bien y Calzón les hace mala cara, porque no tienen gasolina, porque los camiones no funcionan, porque se armaron mal las rutas o por la pinche razón que quiera, el asunto es que no se recoge la basura y la quejadera la recibo yo con gusto y muchas fotos.


En el centro de la ciudad las mañanas son una porquería, la imagen del rancho se ha desgastado con los turistas mientras el gobierno municipal se lanza a Mérida a buscar reconocimientos que no merece.





Cuando alguien viene a mi casa me encargo de limpiar poquito, levantar mis calzones y echar perfumito para que no vayan a decirle a usted que vivo en un mugrero, eso es lo básico que debe hacerse para uno tener una imagen por lo menos decente de nuestros visitantes, eso debe pasar en nuestro puerto, por lo menos una recogidita a la basura y una lavadita a los “miados” para que no huela mal por donde se pasean los turistas que mucho le dejan a este destino.


Los aplausos y la ineficiencia se le adjudican primero al responsable de la tarea, Chon Gil Calleja, luego de varios tropiezos, la responsabilidad recae en quien lo mantiene en esa posición estorbando con ineficacia, es decir, el Alcalde Michel.


Las bolsonas se acumulan y nadie hace nada, excepto por los policías que han iniciado operativos por toda la ciudad para inhibir la “chamba” de quienes revisan las bolas en busca de material recicable para vender y mantener a sus familias. Dejen a los pepenadores en PAZ chingadamadre.


Y como lo dije antes, siendo el mejor aliado del presidente como vigilante de lo que su equipo no hace bien, debería darme a mi las llaves de la ciudad y unas tubas de regalo por mi entrega a la investigación que sirve como diagnóstico de lo que se debe mejorar.


Son sugerencias, yo no mando, al final a mi nada más me chismean para que yo haga pública la pésima forma de trabajar del Calzón.