• Ruben Gómez Bernal

LLEGAR Y SOSTENERSE

Casi en todos los ámbitos de la ciudad fue motivo de alegría el que Puerto Vallarta se siga sosteniendo como en la que sus ciudadanos tienen la menor percepción de inseguridad en el país, conforme a la última encuesta del INEGI del trimestre pasado, lo de por sí, tiene un enorme mérito. Positivo para la misma población, para los vallartenses que muestran confiabilidad en sus autoridades como ha sucedido a lo largo de varios años, pero hoy con la mayor manifestación de confianza por ese destacado lugar, que genera bienestar a los padres de familia, aunque nunca se está del todo asegurado al cien por ciento, de que no puedan pasar cosas que lamentar en seguridad. No hay nada más placentero que vivir sin la zozobra de que pasen situaciones qué lamentar a la familia o al patrimonio, las personas que se han visto asaltadas o robadas pasan un largo tiempo para recuperarse emocionalmente. En lo turístico simple y sencillamente se tuvo la respuesta en el periodo vacacional a punto de concluir, una gran recuperación como pocos destinos en México, en donde la seguridad tuvo mucho qué ver, con todo y que son tiempos de descanso y de que por lo general todas las vacaciones de Semana Santa y Pascua, Puerto Vallarta es muy beneficiada por el turismo. Ahora bien, ya llegó Puerto Vallarta al Cenit en seguridad. pero lo que sigue es llegar a todo lo alto y sostenerse, seguir con buenos estándares de atención a la ciudadanía y al turista por los cuerpos de seguridad. Llama la atención que en las recomendaciones que ha emitido el Departamento de Estados Unidos a los turistas que vienen a México, alerten de evitar tales o cuales ciudades, o que eviten transitar por ciertas carreteras, con motivo de la inseguridad y en ninguna recomendación ha aparecido Puerto Vallarta. Los resultados de la encuesta del INEGI, debe de ser la base para partir de ahí, que lo encargados de la seguridad de los vallartenses aporten sus ideas y sus tácticas operativas para combatir el delito en una unión de esfuerzos para mantener a Puerto Vallarta en ese destacado sitio, que hoy es ejemplo. En las diferentes encuestas del INEGI, están claramente establecidas las fallas de acuerdo a cómo lo ven los vallartenses. Ahí señalan en donde se sienten bien y seguros, en donde se sienten con temor, en donde están los peligros según sus puntos de vista. Dentro de tres meses que se publiquen las estadísticas veremos cómo sigue la confianza de los vallartenses en seguridad. Por lo pronto, hay que festejar, y que dentro de tres meses siga esa alegría.


PABLO RUPERTO



El regidor por Morena en el ayuntamiento vallartense, profesor Pablo Ruperto Gómez Andrade, comisionado titular de Participación Ciudadana, se ha dado a la tarea de recabar firmas con el objeto de ampararse colectivamente en contra de la verificación vehicular en Puerto Vallarta. Con tal fin está involucrando a la ciudadanía con su firma, al considerar que lo que están haciendo, es un monopolio nocivo debido a que anteriormente había diferentes talleres para verificar los mismos que otorgaban el engomado “y hoy está monopolizado”. Ayer con todo y que estos días son de asueto, el regidor Gómez Andrade seguía trabajando en varios frentes y repartiendo las hojas para levantar las firmas correspondientes. “Estoy consciente de que es una situación difícil y que requiere de mucho trabajo, dedicación y empeño, pero es por el bien de los vallartenses y sus familias, vamos a continuar la lucha. Esto repercutirá en especial en las familias de escasos recursos, se va a pagar por la verificación, y si no la pasan los vehículos, tendrán que hacer los arreglos correspondientes a las unidades para volver a presentarlo y si de nuevo no la pasa, habrá fuertes multas y tendrá problemas el propietario. Por lo general los dueños de los vehículos que utilizan para sus trabajos viven al día, del producto de su trabajo, entonces qué va a pasar, cuestiona el regidor de Morena, único que ha tomado esa iniciativa.

VECINOS INCONFORMES

Por otro lado, Pablo Ruperto señaló la forma en cómo están procediendo para instalar los centros de verificación en el Parque Las Palmas, que es mediante la recolección de firmas de vecinos que no pertenecen a la Colonia, para la autorización de su funcionamiento, por lo que ya está en pláticas con ellos… Esto es una trampa de la empresa en la que el ayuntamiento tiene la palabra. Y es que Pablo Ruperto como maestro y en la política está acostumbrado a las grandes batallas, pero la diferencia es que hoy lo hace como autoridad, y conociendo su forma de trabajar, no cejará en su empeño en cumplir con el compromiso que se echó a cuestas con la ciudadanía. Por cierto, el centro de verificación vehicular, está trabajando con el permiso provisional ya vencido, debido a que los vecinos del Parque Las Palmas se oponen y no han dado las firmas, como tampoco han recibido la autorización del comité vecinal. Lo cierto es que se trate del giro que se trate, tiene que cumplir con los requisitos, y los del centro de verificación lo tienen que respetar las leyes, pero astutamente se metieron a revolucionarios “primero mato y después viriguo”, sin tener aún el permiso de operación abrieron el verificentro, en un reto abierto a las autoridades municipales. Total después buscan ampararse… Nos vemos mañana, Dios mediante.


Entradas Recientes

Ver todo

Algunos vallartenses, emprendieron la semana pasada el viaje a la CDMX con el fin de estar presente en la celebración de los cuatro años de gobierno del Presidente Lopez Obrador. Todos lo hicieron por