• Ruben Gómez Bernal

LO ENCUENTRAN SANO Y SALVO


Para algunas personas la aparición de Fernando Padilla Trillo, fue el resultados de la investigación de la Fiscalía, para otros no, sino que él mismo se reportó de donde estuvo durante su desaparición, no se puede hablar de secuestro si no existen las versiones oficiales. Como dijo Felipe Calderón, "haiga sido como haiga sido" lo importante es que el empresario vallartense está vivo y apareció, eso es lo importante. La noticia del suceso tuvo resonancia nacional. Algunos medios dieron la noticia por la importancia del personaje en la vida pública, social y económica de Puerto Vallarta.

Será la Fiscalía la que se encargue de las investigaciones y quien dará a conocer los hechos, a lo que no se puede adelantar nada, si no hay versión oficial, los eternos sabios comentaristas de las redes sociales ya están tergiversando las cosas. Según se informó, durante las investigaciones se estableció contacto con el empresario, informó se encontraba en algún punto de Puerto Vallarta, al tiempo de pedir apoyo para su traslado y reunirse con su familua. Eso quiere decir que no estaba cerca, de lo contrario toma un taxi para llegar a su destino, lo que se conocerá con sus declaraciones, ya que la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, realizó importantes investigaciones para conocer su paradero…

El caso se remonta al fin de semana pasado cuando se conoció de un caso muy fuerte para la Fiscalía de Jalisco, por la desaparición del empresario vallartense Fernando Padilla Trillo, visto por última vez el día 20 cerca del malecón. Familiares del empresario con más de 30 años generando empleos en la industria restaurantera, en rueda de prensa exigieron al gobernador Alfaro y a las autoridades municipales su pronta localización. Si bien han existido otros secuestros este llamó mucho la atención, por lo que representa la víctima: presidir la Asociación de Comercios, Bares y Restaurantes ubicados en la zona del malecón; ser vicepresidente de la Canirac y vicepresidente la Canaco y funcionario en empresas de tiempo compartido, un personaje de mucho peso que da empleo a más 150 familias, por lo que se activaron los protocolos de la Fiscalía de Jalisco. Y es que los reclamos de Carlos el hermano del empresario, y la familia fueron fuertes y hablaron directos, al gobernador Alfaro y al alcalde profe Michel, al señalar que son los responsables de la seguridad en Puerto vallarta, “para que en breve se actúe con inteligencia y prontitud para la bśqueda y localización y devolución con vida de nuestro hermano, esposo, padre y amigo”. Afortunadamente parece que el empresario está bien y solo falta conocer qué fue lo que pasó, las consecuencias que puede tener si se relaciona directamente con un secuestro, y la posición que tendrán los empresarios.


LOS ASOLEADOS DEL SAT



"Estar mal con todos menos con los de los impuestos" es un viejo adagio vallartense, por eso de pagar los impuestos, so pena de que de no hacerlo, recibir sendas multas y hasta embargos. Hoy las cosas no han cambiado, los vallartenses responden a sus obligaciones fiscales, una muestra es las largas colas que se forman de trabajadores en busca de cumplir con los requisitos tributarios.

Las largas colas que se forman en las afueras de las oficinas del SAT, ubicadas en la avenida Francisco Villa, es un ejemplo de la responsabilidad de los trabajadores para cumplir con las empresas y con "los de los impuestos" . Parece una crueldad pero la realidad es que la gente está a rayo del sol sin ninguna protección, y no se puede de otra forma porque son miles de trabajadores los que tienen que realizar el trámite, y las oficinas del SAT apenas caben los tributarios. Bueno, hay hasta los que se quieren quejar a Derechos Humanos, por lo consideran una crueldad que se exponga a la gente a los rayos del sol sin ninguna protección a veces hasta por horas.

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

La queja vienen del mismo abad del Templo de Nuestra Señora de Guadalupe Frncisco Javier Aceves Aguilar, y un grupo de vecino del centro de la ciudad, señalan que la delincuencia en el corazón de Puerto Vallarta llega al extremo que en pleno día se robaron una urnas con dinero del Templo. Este es el segundo robo en dos meses. La urna en cuestión era de plástico, en donde los turistas suelen depositar su dinero, la destruyeron y todavía tuvieron la calma de esconderla entre las capillitas. Dijo el presbítero que se necesita de más seguridad y vigilancia en los alrededores de la iglesia y en todo el centro de la ciudad. Además, Aceves Aguilar dijo que se cuenta con cámaras de vigilancia para identificar a los responsables.

La denuncia del cura y los vecinos deja en evidencia la necesidad de que la policía refuerce sus operativos de vigilancia, pues se dirá y con mucha razón si eso sucede a unos cuántos pasos del Palacio Municipal, qué no sucederá en las colonias más alejadas de Puerto Vallarta.