• soycolin

ONCE SECRETILLOS PARA SER BIEN FELIZ

Amable lector, me considero un hombre feliz y despreocupado. Lo que la gente diga de mí, si es malo me viene guango, y si es bueno lo agradezco mucho; pero siempre vivo mi vida como quiero. Como me da la real gana y sin preguntar a nadie si le parece o no, porque pienso que, si Yo hubiera venido a vivir la vida de la gente, no se me habría dado una vida propia. ¿Cómo se hace?


Vivo en base a once “reglas de vida” que conocí allá por 1996, cuando andaba con la guitarra colgada, de greña larga y barbilla de chivo, y que desde entonces me parecen excelentes. Hoy, como ando de oferta, quiero compartirlas con Usted a ver qué le parecen. Ya me dirá. Por supuesto, Tampoco intento imponerlas porque cada cuál vive como quiere, pero sí compartirlas por si quizá le parecen buenas y quiera adoptarlas. Ahí vamos:


1. No des tu opinión o consejo a menos que te sea pedido. Yo añadiría que: “O a menos que colabores en un diario como columnista”.

2. No cuentes tus problemas a otros a menos que estés seguro de que quieran oírlos. Yo la verdad ni los cuento, de cualquier modo.

3. Cuando estés en el hábitat de otra persona, muestra respeto o mejor no vayas allá.

4. Si un invitado en tu hogar te enfada, trátalo cruelmente y sin piedad. (Cuidado, testigos de Jehová.)

5. No hagas avances sexuales a menos que te sea dada una señal de apareamiento.

6. No tomes lo que no te pertenece a menos que sea una carga para la otra persona y esté clamando por ser liberada.

7. Reconoce el poder de la magia si la has empleado exitosamente para obtener algo deseado. Si niegas el poder de la magia después de haber acudido a ella con éxito, perderás todo lo conseguido.

8. No te preocupes por algo que no tenga que ver contigo.

9. No hieras a niños pequeños.

10. No mates animales no humanos a menos que seas atacado, o para alimento.

11. Cuando estés en territorio abierto, no molestes a nadie. Si alguien te molesta, pídele que pare. Si no lo hace, destrúyelo.


Bien, para mí son reglas muy buenas que Yo sí practico, aunque luego se me juzgue de “grosero” por la número 4, de “supersticioso” por la 7 y de “ególatra” (que no egoísta) por practicarlas todas; pero vivo despreocupado y feliz y creo que eso es lo que cuenta. Sé también que, para el político, el religioso y el intelectual, este listado no es nada bueno; pero que el político, el religioso y el intelectual vayan y vivan su vida como quieran, y de tener un mal concepto de mí, que con esa misma los entierren. No me importa.


Finalmente, debo decirle que este listado no es mío; estas once reglas fueron proclamadas en 1969 por Anton Zsandor Lavey, fundador de la Iglesia de Satán, y a mí me parecieron buenas desde que las conocí. ¿Usted qué dice?

Facebook: https://facebook.com/omar.arcenolasco

Twitter: @elbastonazo

Teléfono y WhatsApp: 322 191 10 89.