• Juan Manuel Cervantes

Camarones Voladores


Ayer por la tarde en San Vicente Nayarit, por falta de precaución y exceso de velocidad, el conductor de un vehículo particular chocó a otro y este a su vez, tumbó un puesto con venta de camarones los cuales, esparcidos en la tierra, la Policía Vial atendió los hechos y seguros vehiculares se harían cargo de solo daños ocasionados.



El accidente fue registrado en los límites de los fraccionamientos La Misión de San Vicente y Valle Esmeralda del mismo poblado, en donde quedaron un vehículo ram con camper incluido de los chicos en color blanco con placas de Jalisco, conducido por un hombre como de 35 años de edad y un matiz azul con placas de Jalisco que era conducida por una mujer que iba acompañado por su joven hijo en ese momento.


De cómo sucedieron los hechos, se supo en el sitio de los mismos, que el vehículo azul iba por la brecha del canal grande de la zona de los arcos de Valle hacia Bucerías, mientras el otro vehículo iba saliendo de Valle Esmeralda, pero no hizo alto en el crucero y chocó al matiz, proyectándolo hacia el puesto de camarones que lo tumbó.

Antes de que el matiz tumbara el puesto de los camarones frescos y secos, la mujer que los venía estaba de espaldas y al sentir lo sucedido, solo corrió hacia adelante con todo y silla en la mano en la cual se iba a sentar, pero al dar vuelta observó que toda su mercancía estaba regada por doquier, con daños en las cosas como bascula y otros.

Tras el accidente que fue reportado mediante el número de emergencias, arribaron elementos de la Policía Vial en patrulla y tomaron nota de los hechos, las personas que conducían ambos vehículos aparentemente no tuvieron lesiones graves solo el efecto latigazo, los vehículos quedaron dañados de ángulos superiores izquierdo y derecho.

Cuando las autoridades se acercaron con los involucrados, se entrevistaron con ellos para preguntar cómo se sentían y si necesitaban o no el auxilio de los paramédicos, lo cual fue negativo ya que ellos por sus medios irían a una revisión médica en caso de ser necesario y se le indicó lo que procedía al respecto para que solucionaran el caso.

Finalmente, los ajustadores llegaron al sitio del accidente y empezaron los trámites correspondientes, en el caso de la mujer que venía camarón, al parecer las perdidas po todo oscilaban entre los cinco y nueve mil pesos, pues hubo varios kilos de camarón crudo que se perdieron y así evitarían que el caso llegara a parar a la Fiscalía Estatal.