• Héctor Colín

Grupo Vallarta ALV: El Gobernador

Como víctima de un “lapsus brutus” a medio vuelo y con la baba caminando hacia el final del cachete, ayer por la mañana tuve una epifanía que se desarrolló entre la fantasía y la realidad con el pobre contexto que me han compartidomis contactos; en pocas palabras me encontraba en la pendeja pensando en lo que invento y lo que realmente sé para que ustedes crean que yo si sé.


Lo único que sí sé, es que Enrique Alfaro Ramírez está jugando con todos los equipos que le alcanza el brazo, Alfaro, teñido de todos los colores se a inmiscuido en todas las estrategias. Como gobernador, el poder te da para eso y más, siempre y cuando la moral no te persiga como le sucede a él.

En la elección pasada fue evidente que jugó con Luis Munguía porque le perdonó su traición al abandonar al Movimiento Ciudadano, incluso se hubiera tomado como una mandada ALV del diputadete al gobernadorsete paracolarse en el Verde después de haber sido pateado de un par de proyectos, perdonar una tración en la política significa que el corazón aún late por el proyecto del traidor y que el tuvo entiendes que ya valió madres, todavía hay confianza en que se puede lograr algo pero Alfaro no se conformó con eso, le echó una mano a Morena forzando algunos movimientos que terminaron fortaleciendo el proyecto del Profe Michel y sobre esto, se entiende que en política NADA ES CASUALIDAD.

El pelón es listo, perverso y descarado pero listo, se ha peleado hasta en su casa y ha salido bien librado según él por listo, pero no, la ha librado porque aún es Gobernador y el tiempo le corre en contra, después sólo será el pelón que se peleó con todos, forzó todas las traiciones y abrazó a todos simulando cortesía política.


Alfaro no quiere al Grupo Vallarta, le estorba, le molesta, le apesta y le da lástima, pero el Grupo Vallarta lideraro por Arturo, Quintero, Franco y Lupita sigue moviéndole la cola al Gobernador como si él fuese a hacer algo por ellos como nunca lo hizo, a Arturo lo hizo Director de algo poco más arriba de Susana que ni la escuela terminó y a quien han mandado a jugar a las canicas con un bote lleno de aire mientras busca quién le ayude a cumplir con su sueño de ser Diputada. Susana juega del lado de la fantasía y continúa sin trabajar por el destino, no luce, el color pálido oficina la delata.

Mientras el Grupo Vallarta le mueve la cola al Gobernador, este acaricia la joroba del Mochilas, la nariz de Luis Munguía y le sonríe a Salvador Llamas fingiendo que ni se conocen. El Grupo Vallarta está más enamorado que mi novia de la secundaria, pendejos pierden el tiempo considerando al gober como útil en un proyecto que han llevado ellos hasta donde están. Allá ellos, no han leído el de “Política para Dummies”.

Les diré qué pasará. Arturo en jaque y casi mate se quedará mirando desde la dirección que debió dejar pasar como invitación nada más, observará cómo la estrategia de medios del Profe Michel se alimenta de lo que queda de los Salcedo sin poder defenderlos. Arturo demostró lo que tenía que demostrar y ya, debió retirarse y obligar a Diego Franco, Jorge Quintero, Lupita Guerrero y al mismo Rodo Domínguez a madurar, a tomar las riendas del grupo y dejar de parecer imbéciles busca “likes”. Este grupito no está para caer bien porque no les queda, se ven feos hasta sonriendo pero se ven más chulos trabajando, chingándose el lomo por el rancho, no lo han entendido y se les irá el tren sufriendo de las patas por usar zapatos a los que nunca se acostumbraron, una a que le dure el alaciado y otro esperando que no se ensucie el Razer.

En ninguna chingada ley, reglamento o norma escrita o no,se le obliga al regidor a vestir de guayabera como señal de formalidad y elegantía, NO MAMEN, no pueden ni sentarse derechos. Ya es tiempo de que crezcan y se parezcan menos al “Charming Prince” del que he narrado una historia sin fin.

Hablaba de Alfaro y me entretuve con la oposición Naranja que ni oposición y tampoco naranja porque el gober no los ve allí y ya envió al Mochilas a manosearles el mandado mientras presenta a Luis Munguía como la solución a los problemas del MC que peleó en el pasado, en pocas palabras, el Grupo Vallarta se fue ALV y no lo digo yo. Yo sólo les ayudo a leer los hechos.

Molesten al alcalde para que por lo menos se entretenga en algo y le tome sabor a su alcaldía porque se la van pelando por todos lados.

Y hablando de mi “Principe”… lo ilustraré como un hombre inteligente y bondadoso, bueno pa los negocios porque ya lo imagino con sus carretas que jaladas por animales bravos y al servicio de su Rey, abonando al reinado una nueva cara y sin ninguna condición a la vista, por lo menos por ahora. Las carretas son suyas y las recuperó de una comarca cercana que hacía uso de ellas. Qué bueno es…

En otras cosas más simples y sin sentido, apareció en el mapa una sociedad “anónima” dedicada al tema inmobiliario que lleva las siglas RGL y que me llamó la atención por ser las mismas de Ramón González Lomelí, es director de Turismo el Municipio y quien al parecer recibió algunos buenos favores que ahora no parecen haber sido tan buena idea.