• Verónica Díaz Rodríguez

Hallan Muerto a Chofer de UBER

Autoridades investigan la muerte de un chofer de UBER, que fue encontrado muerto en el interior de su domicilio en la delegación de Ixtapa. En el lugar se apreciaban manchas de sangre, pero hasta el momento no se ha determinado si se trató de un suicidio o un asesinato.


De acuerdo al reporte de las autoridades, ayer alrededor de las 09:38 horas recibieron el reporte de que en la etapa Cuatro del Fraccionamiento Banus, calle Estero el Encanto número 154-A, se encontraba una persona inconsciente, por lo que se requería de una ambulancia.

Inmediatamente en el sitio se presentaron paramédicos de Bomberos, así como policías municipales, quienes a su llegada se percataron que el domicilio estaba cerrado, pero desde la ventana se alcanzaba a apreciar a la persona tirada en el piso y con manchas de sangre.


Ante esa situación, se procedió a abrir la puerta forzando las cerraduras y al ingresar, se percataron que la persona ya se encontraba sin vida. A simple vista se le aprecian algunas lesiones en brazos y manchas de sangre tanto en uno de los muros de la casa como en el suelo.

Por su parte, los policías procedieron a asegurar el domicilio y dieron parte a las autoridades de la Fiscalía Regional para que se realizar la investigación correspondiente.

Al indagar con los vecinos, informaron que el ahora occiso respondía al nombre de Armando Benítez de 30 años de edad, originario de Guadalajara, de oficio chofer de UBER; además de que lo recuerdan como un hombre muy solitario y tranquilo.

Sobre lo que ocurrió, señalaron que durante la noche se escucharon golpes al interior del domicilio, pero nadie fue a ver qué pasaba, sino hasta en la mañana que vieron que no salió a trabajar, fueron a asomarse a la casa y desde la ventana lo encontraron tirado y con manchas de sangre.

Posteriormente en el sitio se presentaron agentes de la Fiscalía Regional y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes se encargaron de realizar las pesquisas correspondientes. De los indicios localizados y por las condiciones del domicilio, se presume que la persona se habría suicidado, sin embargo será mediante la necropsia de ley que se confirme esa hipótesis o se trató de un homicidio.

Finalmente el cadáver fue trasladado al anfiteatro del SEMEFO en donde se le realizaría la necropsia de ley, en tanto que los agentes judiciales se encargarían de tratar de localizar a sus familiares para que acudan a reclamar los restos y le den cristiana sepultura, pues de lo contrario sería enviado a la fosa común.