• Juan Manuel Cervantes

¡MEREQUETENGUE!

Un desmadre la jornada de vacunación en Bahía…

Sin condiciones de movilidad para gente con discapacidad y sin el personal para informar a la gente de la grandísima fila, que solo iban a inyectar hasta las cinco de la tarde, fue como transcurrió el primer día de la jornada de "vacunación" contra el Covid-19, en la zona de Bucerías Nayarit.


Como siempre, los siervos de la nación no dieron información a los medios de prensa, pero los que sí dieron sus puntos de vista, fueron familiares de personas que iban en sillas de ruedas y que batallaron mucho porque aparte de que se atoraron llantas de los vehículos en que llegaron, también se atoraron llantas de las sillas de ruedas.



Uno de los familiares afectados, llevaba a su hijo de 20 años de edad, quien iba en una silla de ruedas aléctrica, pero por más automática que fuera la silla, si no había suelo firme no era posible su movilidad, mientras que otros familiares de persona con discapacidad de la tercera edad, la llevaron en silla de ruedas convencional.


Por si fuera poco, no había personal que informara a la gente de la fila, que solo iban a inyectar en el primer día de 2 de la tarde a las 5 de la tarde y la gente empezó hacer fila con mucha concurriencia, más que en las pasadas elecciones electorales, pues había cientos de personas a lo largo y ancho de entre 8 y 10 cuadras en promedio.



Finalmente, como es jornada de rezagados, en la gran fila de personas había gente de todas las edades, desde loa 18 años hasta la tercera edad, las cuales en su mayoría solo se fueron asolear gratis, pues sudaron la gota gorda, se soplaban, tomaban agua y ni en poco más de una hora iban hacer atendidos todos, solo perdieron el tiempo.