• Héctor Colín

Pacto con “Jiribilla”

El emecé se hace pedazos a razón de las traiciones…



La actitud de algunos como Víctor Bernal y Rodolfo Dominguez por llevarse entre las patas a varios de sus supuestos nuevos aliados, evidencia la mala costumbre del Movimiento Ciudadano en Puerto Vallarta por utilizar la traición como moneda de cambio o medida base estratégica para colocarse “encima” de otros.


Hoy, el pretexto para reestructurar al Grupo Vallarta es la iniciativa de Enrique Alfaro Ramírez sobre el Pacto Fiscal en el que pretende públicamente enfrentarse políticamente a el Presidente Andrés Manuel, en lo oscurito, es una prueba para los integrantes del partido Movimiento Ciudadano, obligándolos a trabajar a favor del Gober condicionados por una chamba.



Las reuniones en lo oscuro no se hacen en el Fredy´s Tucán, hasta para eso son pendejos. Se ha creado un nuevo grupode irreverentes dentro del equipo de Artur Dávalos Peña, los menos audaces para la política pero quienes estuvieron muchos años viviendo de eso y pensaron que estar cerca les daría la experiencia necesaria para hoy rebelarsele al ex alcalde con un plan ambicioso para ellos pero pinche para este rancho.


La funcionalidad del pacto dependerá de la movilización de los que quedaron demnificados la pasada elección; obviamente, a pesar de lo que pudiera significar para este municipio la trascendencia de la iniciativa, el equipo de movilización del Profe Michel no estará Funcionando hoy, por lo que el emecé patasalada, al final de esta jornada estará presentandole al Gober una radiografía de su fortaleza y eficacia, para poder después operar como a Enrique le parezca.


La supuesta enemistad de Alfaro con Luis Munguía, le permite al melolengo de Luis nadar de muertito mientras el Grupo Vallarta se hace garras por demostrar antes de que los cambien por el ex candidato del Verde. Claramente, el 17 veces diputado y regidor no está comprometido con lo que quiere el Gobernador y no operará hasta no ver señales de cariño de Alfaro, lo que debió hacer el emecé desde mucho tiempo antes de ser traicionados por el que despacha en Casa Jalisco.


Se supone que quien lidera el Movimiento es Susana Rodríguez, quien continúa demostrando que está utilizando a todos para fortalecerse antes de que manden al pito a las cabezas del Grupo Vallarta. Como buena secundariana a la que no le gusta ir a la escuela, hoy se supone que debería presentar un examen y no podrá asistir por problemas de salud, pero todos los demás se chingan y le chingan. Susana estrá enferma, incapacitada para hacer política pública y echará mano de los ilusos que se desgastan las suelas y leabonan canicas al bote con el que se negociará Susana su futuro. Qué chido.


El fundamento del “PACTO” debería retumbar en Puerto Vallarta pero el Profe Michel, no lo sabe, no lo idea, no se le antoja o de plano ya lo olvidó también. La repartición de los recursos para este destino también son injustos, solo hace falta observar lo que se hace con las limosnas para promoción.


El Movimiento Ciudadano está desfundado, lo madrearon y lo olvidaron, hoy se evidenciará y Enrique Alfaro tomará decisiones que fortalecerán al Verde y a Morena.


Salvador Llamas hizo lo que el Grupo Vallarta debió hacer con los traidores, exhibirlos y liquidarles la carrera; hoy, los Líderes del Movimiento Ciudadano se traicionan entre sí, se reunen y hacen planes sin consultar al jefe, el tiempo me dará la razón.


De este tema, más mañana.