• Héctor Colín

¿Y MIRTHA?

Ni picha, ni cacha, ni deja batear…



Mirtha Villalvazo no es Geraldine Ponce, aunque lo intente. La alcaldesa de Bahía de Banderas desapareció del mapa en el que se suponía que beneficiaría a sus gobernados para mejor colocarse en donde las cámaras echan flashazos y los políticos se besan las manitas. Como miembro de la política, Mirtha abandonó a su raza para intentar parecerse a Geraldine, la que fue reina de belleza de quién sabe dónde y de la que se le rumora un romance con el Presidente de la República, el apoyo del presidente ha colocado a Geraldine como la “mejor” alcaldesa de Nayarit, chiqueada de Navarro Quintero y protegida por toda la maquinaria de Morena en aquel estado, mientras que la alcaldesa de Bahía de Banderas intenta parecerse, olvida su responsabilidad moral con su municipio, por lo que las críticas en lo oscurito se agudizan con desprecio y decepción. Ya lo dijo su secretario, Mirtha es igualita que José Gómez, no hay mayor ofensa para el grupo cercano de Mirtha que tener que lidiar con el humor de un José Gómez envalentonado.


La candidata más “salsa” que pudo tener Bahía de Banderas por la alcaldía, la representación más recia de Morena en su tiro con Carmina Regalado llegó a la presidencia y se apagó rápidamente. Mirtha saltó a la fama por un video en el que le mienta la madre a una señora exigiéndole respeto, hasta aquí sería suficiente para cerrar con lo que intento decir pero no valdrían la pena sus 5 pesos gastados en este periódicucho.



Mirtha sacó las uñas y desterró a su contrincante de Morena, algo grave sucedió porque Carmina Regalado se quedó callada por siempre, como en la novela de Laura León y Biby Gaytán. Luego no sucedió nada.


La alcaldesa de Bahía de Banderas terminó haciendo más por su municipio cuando recién fue electa que cuando le fue tomada la protesta, claramente, por lo que ya hablamos antes, no es lo mismo ser Borracho que Cantinero, después de la elección se hizo la valiente y salió a tapar baches para demostrar quién sabe qué y a varios los encantó con la acción, sin hacerles saber que nunca más sucedería. Dicen que hay un asunto pendiente con una empresa constructora que se relaciona con un hombre de apellido Michel a la que se le entregaron 10 millones de pesos por la rehabilitación de unas vialidades en Valle Dorado, contrato que por una de las partes nunca se cumplió, las calles no se arreglaron y los millones fueron transferidos a una de las cuentas de un tal Michel. El silencio es el peor complice.


Y antes de continuar con esta cosa, debo aclarar que esta no es una crítica a la mujer, sino a la funcionalidad de la figura de ALCALDE en manos de Mirtha Villalvazo Amaya, porque luego la raza piensa que esta es una crítica machista cuando no lo es.


A Mirtha, a diferencia del Profe Michel nadie la engaña, ella funciona sola y eso podría ser peor, por lo menos el de Vallarta tiene el pretexto de no darse cuenta de que su equipo juega con él mientras despedazan su gobierno; Mirtha entonces, juega sola, no escucha a nadie y todas las noches consulta sus redes sociales para aprobarse a sí misma o retar a quien la critica. “Espejito, Espejito”…


Los colaboradores de Mirtha están en el hoyo, hundidos en la ignominia por no tener facultades porque nada se mueve si no lo aprueba la alcaldesa pero termina yéndose todo al carajo porque Mirtha navega entre desayunos y eventos de pura faramalla.



Pondré un solo ejemplo. Mirtha Villalvazo fue a Yucatán a pasearse, a conocer Mérida y tomarse fotos con la comitiva jalisciense porque en el espacio dedicado a Nayarit no había nada, la promoción del estado confirma la austeridad republicana que hunde la industria turística que colocó a Nayarit alguna vez como importante, nada más por eso, porque la pobreza, el analfabetismo y la inseguridad los posicionó ahora en la cúspide de los estados más madreados del país.


Adjunto la lista de logros alcanzados por el Doctor Miguel Ángel Navarro Quintero:


1.-

2.-

3.-


NINGUNO.


El reto de Mirtha es muy grande y complejo, las condiciones del municipio tienen años arrastrando situaciones negativas que se podrían solucionar con disciplina e inteligencia, con las emociones controladas y la cabeza fría, difícil. En un par de semanas alcanzará los tres meses de gobierno y tampoco se le conoció el plan de los 100 días.


La imagen de la alcaldesa se la ha confiado a sí misma porque la encargada boletinera que tiene en Comunicación Social no da una desde que inició, y eso que el currículum de Itzel apantalló a la prensa pendeja de Bahía de Banderas que no terminó ni la secundaria y que navegan con un chaleco que dice Prensa mientras imprimen copias para engañar a Itzel, a Elliot y a la propia alcaldesa.


La inseguridad en Bahía de Banderas se encuentra en manos de un desconocido que no ha sabido actuar y que agrava los problemas, el dinero no alcanza y los sectores están abandonados, incluso cuando Morena se llenó la boca en campaña sobre las bondades de tener alcaldesa, gobernador y presidente de la república del mismo partido, cosa que fue contrario a lo que ellos mismos pensaron porque fueron abandonados, los ejemplos están a la vista, los proyectos estratégicos para la “metropolización” se han dejado en el archivo porque ni Mirtha ni Michel le entienden a la gestión y mucho menos a la ingeniería que estos requieren para lograrse.

Nos vemos en tres años con esas obras que ambos municipios tienen como prioridad para su desarrollo.