• Héctor Colín

El Costo de la Pendejez




Soberbio e irracional, el populachero operativo para presumir las “nuevas” patrullas de la policía de Puerto Vallarta evidenció la incapacidad de la autoridad y sus estrategas.


Con las sirenas encendidas, los códigos activados y en formación de convoy, el alcalde Luis Michel envió a los policías a dar una vuelta en las nuevas patrullas para presentárselas a los ciudadanos. Con el aire acondicionado y con la prepotencia del actual gobierno, el paseo terminó mal, MUY MAL.





La autoridad debe poner el ejemplo, pero si el alcalde mismo no lo hace, menos lo harán sus subordinados, apenas ayer hablábamos del operativo con al menos 15 elementos de seguridad para llevar al Profe a su cita de Misa dominical en El Pitillal, en el que los escoltas armados estacionan sus camionetas fuera de la iglesia en lugares prohibidos para cuidarle el trasero al viejito creyente.

Así, en el operativo de hoy se evidenció esta prepotencia, el desfilito requería que todas las patrullas se vieran y obviamente haría falta pasarse los altos de los semáforos en rojo a pesar del riesgo y le irresponsabilidad del mensaje - los ciudadanos.




Terminó mal, una patrulla nueva chocó a un ciudadano que atravesaba un semáforo en verde que le daba prioridad, ya que las patrullas no se encontraban tras una emergencia, en un operativo de seguridad o algo que justificara su irresponsabilidad, por fortuna, los daños fueron sólo materiales y la pendejada la pagará el ayuntamiento, nosotros pues, porque ahora se debe una patrulla y la camioneta de un particular. Por fortuna, no se llevaron a un cristiano, a un Niño o peor aún, a un perrito distraído. PENDEJOS.