• Héctor Colín

¡ESCAAAAANDALA!


Existe un reglamento Anti Ruido que huele a destos porque la autoridad encargada de garantizar que se respete, se lo ha pasado por el arco del triunfo.


Cabe destacar que hasta este momento, no se ha nombrado oficialmente al encargado de despacho de la oficina de Inspección y vigilancia, por lo que no hay a quién culpar excepto al alcalde por su displicencia.


El impulso que ha tomado Puerto Vallarta como destino para echar desmadre se ha salido de control, antes, el ruido se concentraba en el lugar de la fiesta, el centro de la ciudad, hoy, el espectro de los antros, bares, bules y fiestas callejeras se ha esparcido por todo el rancho y aunado a la impunidad en los reglamentos, los vecinos que nos dormimos temprano hemos sufrido a consecuencia de que la autoridad no hace lo que le corresponde.


La Versalles, por ejemplo, en los últimos meses ha proliferado la apertura de establecimientos que van desde bares, restaurantes, cafés y otras cosas raras, los empresarios han tomado las calles y las banquetas como suyas, como parte del establecimiento y no solo estorban sino que se ven mal y en algunos casos es peligroso para sus clientes; no para allí, el ruido ha crecido en consecuencia, las fiestas no las detienen los inspectores de reglamentos y los policías no se dan abasto todas las noches porque no ha caído nadie como ejemplo de las consecuencias de pasarse de la raya con el ruido regulado por un reglamento establecido.


En mi caso, tengo vecinos con gustos distintos y la variedad musical nunca enfada, pero el ruido es cansado cuando rebasa los horarios en los que todos deberíamos estar descansando, los reportes llegan todas las noches a las oficinas de reglamentos y a la base de la policía pero no es suficiente el personal para hacer valer la ley a favor de los inocentes.


En repetidas ocasiones el compañero Matanchén ha hablado del tema yatodos parece no importarles porque seguramente están coludidos por unos cuantos pesos o de plano no saben hacer la chamba de autoridad. En el caso del centro de la ciudad, en control se le ha salido de las manos a la autoridad argumentando que el destino es para eso, los antros exceden sus obligaciones y lesuben al volumen, afectando al resto de los visitantes que vienen a descansar para levantarse temprano.



La noche de ayer, fue reportado un desmán masivo en el Club de playa denominado Mantamar, allá en la zona de Olas Altas de Puerto Vallarta, en el reporte llegado a la policía se decía que había hombres exhibicionistas en la calle que recién habían salido del mencionado antro, club o lo que sea y que incluso estaban teniendo relaciones sexuales en la vía pública. Sin duda, el control sobre el ruido y las actuaciones de las personas salidas de estos antros se ha desmedido.


En Playa Los Muertos, en seguimiento a la clausura del evento que se llevaba a cabo en el club de playa Mantamar realizado el pasado 28 de Noviembre por música a muy alto volumen, el día de hoy, nuevamente el Club de playa Mantamar vuelve a tener eventos que claramente violentan la ley Anti Ruido, demasiados son ya los reportes que se levantaron el día de ayer a reglamentos por la música a muy alto volumen. A nuestra edición, un vecino afectado nos hizo llegar una imagen del decibelómetro que fue utilizado para medir el ruido que genera el club de playa Mantamar, en la imagen se evidencia que marca 103.9 decibeles, si se toma como referencia que la ley Anti Ruido marca un máximo de 67 decibeles, usted saca sus propias conclusiones. -“además está el DJ que está tocando en Mantamar, que no sé si por desconocimiento de la ley Anti Ruido publica esta imagen que te envío a continuación y que dice: “listo el musicón que pinchare esta tarde en Mantamar, nos vemos en punto de las 2 pm”, dijo el vecino.



-“Realmente uno entiende que mucha gente viene a Vallarta en plan de Fiesta pero también hay que entender que mucha gente viene a disfrutar y a descansar, que pagar boletos de avión de cientos de dólares para venir a descansar y que a los dueños de Mantamar quieren tener una discoteque al aire libre y no hay autoridad que les haga cumplir la ley, y esto es solo el principio, por que como te muestro a continuación los días siguientes serán igual, un ruido constante. Será que tienen licencia para hacer estos eventos? a continuación evidencia de lo aquí mencionado”, concluyó el vecino afectado…