• Ruben Gómez Bernal

NI SE CALIENTA LA PLAZA, NI SE DISPARA LA INSEGURIDAD


Ni se "calienta la plaza" ni la inseguridad está siendo presa en Puerto Vallarta. Los hechos sucedidos la semana pasada en este Puerto y en Bahía si bien vienen a causar inquietud, la realidad es que para la gran mayoría de vallartenses, inclusive para el turismo, pasaron desapercibidos los hechos, que tuvieron como saldo la muerte de un presunto cabecilla de CJNG que resultó herido tras un enfrentamiento con las fuerzas castrenses al cruzar disparos y que luego falleció en el hospital. Marina Vallarta se ha vuelto el lugar de captura de capos de altos vuelos. Es un refugio de artistas, turismo de alto poder adquisitivo, vivienda de personas de altos recursos es uno de los más exclusivos lugares de vivienda. No obstante la situación en ningún momento se ha salido de control, lo que demuestra el porqué Puerto Vallarta tiene uno de los menores índices de percepción de inseguridad en el país, en los que definitivamente la conjunción y coordinación esfuerzos de los diferentes cuerpos de vigilancia municipales, estatales y federales, es la resultante de la seguridad.

Precisamente a propósito de inseguridad en entregas pasadas les comenté que si bien habría que celebrar que Puerto Vallarta estuviera arriba en el ámbito de seguridad, no estaba exenta de que hubiera episodios de inestabilidades. Lo que quiere decir que si bien no impactó grandemente en la percepción de inseguridad, también no es para echarse a la hamaca, lo repito nuevamente, que la situación no es llegar, sino sostenerse y hasta hoy los diferentes gobiernos municipales, han encontrado la forma de que nuestro municipio tenga paz social.


"LA DELINCUENCIA VIENE DE PUERTO VALLARTA"


Cuando tomó posesión de la alcaldía de Bahía, José Gómez Perez, vino el entonces Procurador de Justicia de Nayarit, Aveitya, hoy preso en Estados Unidos por sus nexos con el narcotráfico. Acostumbrado a abrir la boca y a hablar sin ton ni son, declaró que la delincuencia que había en Bahía de Banderas, “provenía de Puerto Vallarta”, cosa que no gustó ni tantito de este lado del puente del Río Ameca. Y como en aquel tiempo Aveitya todavía no era el poder tras el trono del Gobierno del Estado, acá en Puerto Vallarta no era muy conocido, de hecho muchos se preguntaban quién era ese Aveytia.

Uno de los que declararon en contra de lo dicho por el procurador nayarita, fue don Rafael Yerena Zambrano, dirigente de la CTM Regional de Puerto Vallarta, que reconocía la seguridad que había en Puerto Vallarta, que cuando fue interrogado por la prensa por los dichos de Abeytia, respondió con otra pregunta ¿y quién es ese pendejo? Y es que seguramente el procurador cuando culpó a Puerto Vallarta de la inseguridad que por aquel entonces se vivía en Bahía, pensaba que estaba en Tepic, se fue de la boca y la tundieron e inclusive se la callaron porque la realidad era otra.


LA BALACERA EN ALTAVELA, LECTURA PREOCUPANTE PARA LA RIVIERA NAYARIT


Lo que sí es preocupante, es que la delincuencia organizada se posesiones de Bahía, porque de allá para acá y viceversa, solo nos divide el puente del Río Ameca, y se puede encender una lucha de poderes que redundaría directamente en la aceptación que tiene toda esta región turísticamente hablando, en donde prácticamente se comparte todo y es una metrópoli cada día más grande de gran futuro. Ciertamente Cancún y Acapulco comparten en estos momentos mucha inestabilidad en seguridad, momentos muy comprometedores que de alguna forma les ha afectado en su recepción de turismo nacional e internacional.

Pero lo de Altavela, se ha cerrado completamente. De la información, no se sabe nada de nada, de lo ocurrido en esa balacera que después de un tiroteo de más de 20 minutos nadie ha informado nada oficialmente. Eso sí, preocupa que se cierre la información como si dar a conocer oficialmente los sucesos vaya a contribuir a que se tenga otro concepto de la seguridad. Al contrario, cuando las autoridades niegan la información las especulaciones toman vuelo, muchas veces conjeturas inventadas, que son más peligrosas que conocer la realidad. Y es que aplicar la política del avestruz deja desorientada a la ciudadanía, cuando se vieron publicadas las fotos en la prensa nayarita, en las que la casa quedó hecha trizas de la balacera a que fue sometida. Ocultar hechos salen sobrando en estos tiempos de redes sociales en los que las noticias vuelan y las imágenes de los sucesos se conocen en minutos.

Buen paquete tiene entre manos la Fiscalía nayarita aclarar los sucesos e informar de lo ocurrido que tiene consternados y con temor a los vecinos, ya que nunca se presentó la policía.


AHORA VAN POR LOS CATALIZADORES


Mucho cuidado con los rateros que hacen de las suyas a sus anchas, sin que nadie les ponga un alto. Ahora se dedican a robarse los CATALIZADORES de los vehículos, y mientras más modernos más lana le sueltan a los ratas los que compran las piezas robadas. No se sabe si son rateros locales, o vienen de otras partes. Hace algunas semanas en este mismo espacio escribí algo sobre el robo de los CATALIZADORES y como las cuentas no fallan, saquen las de cuántas colonias tiene Puerto Vallarta hay que ver el esfuerzo que realiza la policía para cubrir todo el territorio del Puerto y del municipio. Lo cierto es que con la verificación vehicular los robos de catalizadores se han disparado y los que salen afectados en su economía porque esas piezas son bastante caras y un vehículo sin catalizador, nomás no pasa la verificación… Hasta mañana, Dios mediante.