• Ruben Gómez Bernal

VIGILANCIA ESTATAL ¿RESPONSABILIDAD MUNICIPAL?


Lo ocurrido en la carretera estatal que va del crucero de Las Juntas a las Palmas, no es circunstancial, son varios hechos con víctimas mortales, por el exceso de velocidad con que transitan los vehículos por esa carretera. Es al estado a quien le corresponde ejercer la vigilancia, convertida en una de las vías más transitadas y a futuro será una avenida de cuatro vías, lo que si bien todavía está muy lejos, para allá va el crecimiento de Puerto Vallarta.

Esa zona de Ixtapa y Las Palmas es una de las reservas territoriales más grandes con las que cuenta nuestro Puerto y por lo tanto su futuro en la movilidad será muy importante, tanto que con el tiempo será una alternativa para tener otro cruce de Bahía de Banderas a Puerto Vallarta .

La semana pasada desafortunadamente por esa zona, concretamente adelante del rio que cruza la carretera, un chamaco se vio embestido por un Razer conducido por uno de los participantes en el “Vallartazo” un evento con muchos años de escenificarse de Guadalajara-Puerto Vallarta. El accidente ocurrió en los alrededores del poblado “El Aguacate” de la Agencia Municipal de La Desembocada.

El estado de salud del chamaco de 11 años se reportaba delicado con fractura de cráneo y costillas, está inconsciente. El suceso provocó la reacción de la gente del poblado que están a diario con el temor de que sus hijos sean arrollados por lo transitado de la carretera, que dicen los vecinos, la vigilancia de Tránsito es muy escasa, “no vemos una patrulla ni de milagro”.

Vecinos de la zona de poblados asentados a los lados de la carretera, cerraron la vía y luego de la intervención del Gobierno Municipal se liberó el paso, ya que hubo acuerdos para la protección de los vecinos.

BALIZAMIENTO Y SEÑALÉTICA PROMETE EL PROFE MICHEL

Además de entablar pláticas con los organizadores del “Vallartazo” para que tomen medidas precautorias y se proteja la integridad de los moradores de los poblados de la ruta por la que transitan los vehículos, el Gobierno Municipal del profe Michel tomará otras medidas, entre ellas balizar y dotar de señalética a ese tramo adelante del puente del Río Ixtapa. Fueron de los acuerdos para destrabar y negociar que se abriera el paso en el lugar en el que mantenían el bloqueo los vecinos por el atropellamiento al chamaco.

Se podría decir que después del niño ahogado tapan el pozo, pero el caso es que el “vallartazo” tiene muchos años de escenificarse, y todos los gobiernos municipales fueron omisos en tomar medidas. Y no es cuestión de echar culpas, pero sí que situaciones como está no hayan sido previstas. Hoy afortunadamente el problema está en vías de solucionarse, toca a los organizadores del "vallartazo" poner orden, y al ayuntamiento tomar medidas estrictas en caso de que no sean respetadas las medidas. Ya lo vieron, el autor del atropellamiento al niño, en forma irresponsable huyó del lugar, así que los organizadores deben de aportar la información del conductor del vehiculo, como compromiso para que el Gobierno Municipal les permita seguir con su carrera.

¿ES TIEMPO DE MUNICIPALIZAR LA VÍA?

La carretera estatal Ixtapa-Las Palmas por cuestiones de vigilancia se quedó al cargo de la Secretaría de Vialidad, al igual que la carretera Vallarta-Mismaloya-Boca de Tomatlán, ya reincorporada a la vigilancia municipal. Por lo que la pregunta es si ya es tiempo de que la carretera a Las Palmas sea incorporada al municipio.

No es el primer atropellamiento a personas que se registra en la vía. El tráfico vehicular aumentará con el paso del tiempo, y mientras que no exista vigilancia al control de la velocidad por esa vía de la que reportan los vecinos que por la noche se convierte en “tierra de nadie” y que “parece pista de carreras día y noche”

No se trata de medir fuerzas entre el Municipio y el Estado, sino de ver quién garantiza la seguridad de los vecinos, y es que la vigilancia en esa vialidad es responsabilidad del Estado o si ya lo recuperó el municipio es de él. Pero la seguridad recae en el municipio, que intervino para que se abriera la circulación y como en el caso de Ecoterra, que por las protestas de los vecino con el mismo problema se tuvieron que construir “topes”, y la distancia entre Ecototerra y donde se registraron los hechos está cerca.